Thursday, April 17, 2014

Raúl Hernández y el futuro del ajedrez mexicano


Leontxo García, periodista español y afamado cronista de ajedrez, ha publicado en la página de Chessbase en español un largo artículo sobre la visita de Kasparov por algunos países del Continente Americano. Curiosamente hace mención importante a lo que pasó en México, con la inauguración de la Fundación de Ajedrez Kasparov (KCF por sus siglas en inglés), que se llevó a cabo en el Museo Soumaya, y en donde Hiquíngari Carranza es ya el presidente de esta fundación para Iberoamérica.

Kasparov busca también la presidencia de la FIDE. Es claro que de obtener este puesto, sus relaciones con su fundación serían mayores y eso podría significar que haya más ajedrez. Sin embargo, hay obstáculos a vencer. Uno de ellos es Ilumzhinov, presidente sempiterno que busca reelegirse cuatro años más, aunque evidentemente no está muy claro para qué, pues el ajedrez no ha mejorado gracias a sus gestiones. Para colmo, el actual presidente de la FIDE dice haber sido abducido por extraterrestres y claramente eso no ayuda a la imagen de un funcionario de ese nivel que finalmente -entre sus muchas actividades y responsabilidades- está la de conseguir patrocinios para torneos, para los campeonatos mundiales, etcétera.

Pero más allá de eso tenemos a Raúl Hernández, que va en su tercer período, en el cual sus grandes planes en pro del ajedrez nacional no se han dado. Con la visita de Kasparov a nuestro país, se esperaba que éste se reuniera con nuestro flamante presidente de la FENAMAC. Fue éste último invitado y Hernández confirmó y reconfirmó su presencia en algunos de los eventos de la gira de Garry por el DF. Pero el señor presidente de la FENAMAC no apareció en ningún momento. Cito a Leontxo en su artículo: "Debo hablar de las miserias del ajedrez mexicano, encarnadas principalmente en un personaje, Raúl Hernández, presidente de la Federación Mexicana de Ajedrez, manejado por otro: Jorge Vega, presidente de FIDE América".

Para nadie es secreto que Jorge Vega mueve muchos hilos del ajedrez latinoamericano. Tiene un poder político increíble y parece que es capaz de mover voluntades de alguna manera. Leontxo se pregunta ¿cómo puede explicarse esta conducta de Hernández? Aparentemente Raúl Hernández hace todo lo que le diga Jorge Vega. Por ejemplo, sí apareció cuando vino Ilumzhinov a México y hasta fotos se tomó con él. Dice Leontxo a la letra (tratando de explicar la ausencia del directivo mexicano): "Vega le prometió un premio muy sustancial, más que el viaje con gastos pagados al Mundial Anand-Carlsen del año pasado en Chennai, donde Hernández (que no es miembro de la Junta Directiva de la FIDE, ni de su Comité Ejecutivo ni de ninguna de sus 23 comisiones) ni siquiera se dignó pasar por la sala de prensa para saludar a los conocidos". Vamos, que ahora nos enteramos que Raúl Hernández fue al Mundial en Chennai pagado por la FIDE ¿pero a cuenta de qué? Misterio.

El asunto parece estar claro: Hernández dará el voto de la Federación Mexicana a Ilumzhinov, sin duda ninguna. Y nadie parece que puede hacer nada. Y antes que alguien piense que toda esta crítica es porque yo quisiera que la FENAMAC votara por Kaspárov, déjenme informarles que lo importante es votar por el que dé más ventajas a México, no al que le convenga políticamente a Hernández. Piénsese en la FENAMAC como un votante en una elección. ¿Qué debe hacer un votante responsable? ver las propuestas de los diversos candidatos y apoyar con su voto a la que mejor le convenga. Hace cuatro años, Karpov -que fue el candidato- propuso eliminar las cuotas que la FIDE cobra por rating, por estar asociado, etcétera. Eso hubiese sido un dinero ahorrado pero Raúl Hernández votó por Ilumzhinov, y esto no le dio a México como país ninguna ventaja...  Bueno, sí, mandaron a Hernández a Chennai al Mundial con gastos pagados. Bonito premio.

Cabe decir que Raúl Hernández fue elegido para defender y apoyar el ajedrez mexicano, no para que fuese su minúsculo coto de poder. La situación del ajedrez en México no puede seguir así. Voy empezando por mandar una carta a Jesús Mena y en todo caso, a pedir una entrevista a título personal para que se investigue qué pasa en el ajedrez mexicano y qué se puede hacer para avanzar y no seguir detenidos por dirigentes que buscan sólo su beneficio personal, como Raúl Hernández.

____
(*) En la foto que ilustra este artículo aparecen, Ilumzhinov de espaldas, Jorge Vega (traje claro) y Raúl Hernández.

2 comments:

Darkjant said...

Estoy de acuerdo completamente con su opinion, es increible que el ajedrez este en tan malas condiciones y tengas un inepto dirigiendolo.

Espero que podamos lograr movilizarnos para pedir que nuestro voto sea para Kasparov o por lo menos que se nos tome en cuenta a todos los ajedrecistas.

Los nacionales son una pena y esperemos esto cambie.

Robinho Gella said...

Creo que usted tiene razón. Lo raro es que cualquier ajedrecista sabe de la importancia de la estructura de peones pero en las asociaciones no se unen los jugadores, cada uno mantiene su posición y cuida sus intereses. Triste realidad
pared25@gmail.com