Thursday, February 12, 2009

De ídolos y propaganda

Ayer se disputó el primer partido del hexagonal en la eliminatoria para participar en el Mundial de Sudáfrica. Los EEUU enfrentaban a los mexicas en lo que los medios llamaron "el juego del orgullo", en donde -supuesamente- sacaría la selección nacional la casta y vencería, después de algo así como 36 y medio años, a los EEUU en su cancha, pues se jugaba en Columbus, Ohio. Baste solamente decir que México perdió 2-0 contra los yanquis.

Antes del partido los medios se la pasaron hablando de este tema por semanas. Que si el entrenador debió haberles dado un día de descanso, que si Pavel Pardo hizo no sé qué cosa, que si Osorio hizo lo contrario, etc. En el caso de la selección nacional de futbol, como hay tanto dinero de por medio, pues es seguida por propios y extraños. La camiseta verde, que cada cuatro años es vapuleada en algún mundial, reverdece (valga la expresión) y se olvidan los fracasos anteriores. Ya decía López Portillo que México era un país mágico, en el que la esperanza se renovaba cada seis años (aludiendo a la contienda presidencial). No cabe duda que su comentario bien puede ser aplicado a los mexicanos y su triste selección futbolera. Sí, México es un país mágico.

A mí me queda claro que los medios de información en México adolecen de dos graves defectos: el primero, ensalzar cada vez que pueden la mediocridad en la que vive el futbol nacional. Hablan maravillas de nuestros compatriotas si estos salen a jugar a algún país remoto, si un equipo de la liga europea los contrata por N temporadas. No importa si se es jugador o entrenador. Ahora tenemos a Hugo Sánchez, el director técnico nacional despedido por sus patéticos resultados con la selección que pretendía calificar a la última olimpiada de Beijing, como director del Almería. La prensa lleva cuenta puntual de sus escasos logros. Que si iba ganando 2-0 su equipo pero el rival remontó y le ganó 3-2 al Almería, que si debutó con un triunfo o un empate. Da lo mismo. El mexicano está ansioso de ídolos que rebasen las fronteras y aparentemente el futbol es uno de los mejores medios para que esto ocurra, aunque realmente repito, sean muy escasos sus logros.

Hace años pasó lo mismo con el "toro" Valenzuela, un beisbolista muy simpático que se convirtió en pitcher del equipo de Los Angeles. Bueno, es que la "toromanía" en ese tiempo estaba desatada. Un amigo me contó que fue al estadio de Los Angeles cuando el Toro era el pitcher de dicho equipo. De pronto, cuando le toca batear al propio Toro, éste mete un batazo como pocas veces se le vio y anotó un jonrón. Lo simpático fue que mi amigo vio como otro espectador se quitaba el sueter para mostrar la camiseta idéntica a la que usaba el toro en sus partidos. El henchido pecho del aficionado mostraba a su ídolo directamente. No me cabe duda: el ser humano requiere de símbolos heróicos.

Pero todos estos ídolos se forman no solamente porque son extraordinarios en sus respectivcos campos de trabajo, sino porque los medios informativos buscan desesperadamente a estos personajes. Así, la culpa del fracaso del seleccionado mexicano la tienen estrictamente todos aquellos que ensalzaron hasta el hartazgo a nuestros ratones verdes, como le puso un periodista del Excélsior a los seleccionados mexicanos hace unos 40 años al menos. Y ojo, este periodista, cuyo nombre se me escapa, ya hablaba de la tragedia de la selección nacional, que no da una jamás.

Ahora bien, el segundo punto que agrava el problema de la propaganda desmedida a favor de la selección (o de cualquier otro personaje del deporte), es la idea de que "ya nos toca". Vivimos en el mito de la justicia divina: "ya nos toca ganar", "Ahora nos toca a nosotros", como si efectivamente existiese dicha justicia divina, la cual se contrapone ante la penosa realidad de nuestro futbol. No se trata pues d etrabajar con ahínco, con más ganas, con disciplina. No. Ya nos toca. Eso creemos, pero eso nunca pasa.

Y miren que no soy aficionado al futbol soccer, pero es claro que este deporte es quizás uno de los que más arraigo y tradición tiene, amén de que en este país le han metido dinero a raudales, como quizás en pocas otras cosas. Por ello mismo es aún más penoso cada descalabro de los seleccionados tricolores.

La frustración de los aficionados al futbol mexicano se refleja en los comentarios vertidos en las ediciones por Internet de algunos periódicos. Van un par de botones de muestra sacados del Reforma (sin editar, tal y como fueron escritos, que conste):

Juan Pablo:

No quiero ser el aguafiestas, pero ubiquemos que la selección mexicana ya se convirtió en el hijo de Telerisa y TV Azteca. Estas dos empresas han hecho creer que la "verde" es superior a todo. Con el nivel actual de la selección, ojala que no califique al Mundial para que las únicas que pierdan sean las propias televisoras y pierdan millones en contratos. Eso si sería un gran triunfo para todos los mexicanos digno de celebrarlo en el Ángel de la Independencia.


Mexicana:

FLACO CONSUELO NOS DA que el senior ASUMA SU RESPONSABILIDAD!!!!!! No importa si fue el mediocre de Pavel con su comentario en la semana o Eriksson o todos a la vez!!!! Es que SIEMPRE es lo MISMO!!! a pesar de todo el dinero que se invierte en el UNICO deporte nacional que existe en México... Mejor que guarde su CORAJE para que le sea SUFICIENTE para salir del País cuando no califiquemos... Y mejor! así al menos no se hace el ridículo como en el mundial pasado... mucha porra, mucha gente que había sacrificado lo que fuera para estar en Alemania, para ver a nuestra gloriosa selección ganar UN partido (por cierto en Nuremberg) de 4 jugados!!!! Y se repetirá la historia... se jugará como nunca y se perderá como siempre, ESO NOS PASA POR SEGUIR VIENDO EL FUTBOL, POR HACER IDOLOS DE PAPEL... HABRIA QUE HACER UN BOICOT AL FUTBOL MEXICANO!!!! Seguramente cuando no vieran el dinero en su bolsa, sacarían el CORAJE que dicen tener para lograr algo más que ser MEDIOCRES...

José:

Fuera Eriksson y fuera todos los perdedores mexicanos tanto federativos como jugadores y que sean los primeros en salir Rafa Marquez (siempre falla en los partidos importantes), Oswaldo Sanchez (ya lleva varios errores) y Giovanni (aún no está para ser titular ayer pareció gringo)


Juan Pablo:

FUERA SVEN (HIJO DE VERGARA), TUCA, LAVOLPE, QUE LES APLIQUEN EL 33 PERO Q LES QUITEN LOS DOLARES, EXTRANJEROS MEDIOCRES....


Televisa y sus ratones verdes:

SIGAN CONSUMIENDO LA MIERDA QUE NOS VENDE TELEVISA A TRAVES DE SUS TITERES DE LA FMF Y ESA BOLA DE PUSILANIMES MEDIOCRES (ESO SI, CON HARTA LANA Y BIEN VEDETTES)RATONCITOS VERDES... APLIQUEMOSLES UN VETO A ESTA BOLA DE CAB... PARA QUE DEJEN DE AHOGARNOS DE PUBLICIDAD, QUE ESE ES SU REAL Y VERDADERO OBJETIVO Y NO LA SUPERACIÓN DEL DEPORTE MAS POPULAR DE MÉXICO Y EL MUNDO.


Una muestra de la frustración mexica. No tengo más que decir al respecto.

2 comments:

Cyberprimo said...

la verdad que si se le a dado mucha importancia a los ratones verdes, ayer hasta coraje me dio ver a este cabron de Rafa Marquez en un anuncio televisivo despues de que lo expulsaran que ejemplo siendo el capitan pero bueno lejos de eso igual y hubieran perdido no se les veia orden a los mexicanos de mal en peor con este Sven como entranador, estaban mejor con Hugo siquera se les veia forma al equipo (aunque el Hugo se iba de la lengua)no que ahora ni eso.

En resumen que les retiren el uniforme a la seleccion no merecen decir que son el orgullo nacional

Mayra said...

Yo hace rato me desencante de a television méxicana, pues en primera las noticias se dividen es: Noticias, futbol y deportes, y no entiendo como le dan tanta importancia a algo en lo que nisiquiera destacamos y los jugadores "favoritos" dejan mucho que desear como personas.

La otra cosa que me molesta es que el pueblo pide programas populacheros, por ser populachero por estar envueltos en cultura de pseudociencias y trivialidades.

Igual y suena muy feo, pero quiero a mi pais y quiero que algun dia exista un cambio de mentalidad para salir del hoyo donde estamos