Wednesday, February 04, 2009

Instituto Federal Electoral versus televisoras

El domingo pasado, cuando se estaba transmitiendo el supertazón, las dos grandes empresas televisoras de este país, Televisa y TV Azteca, pasaron tres minutos contínuos con los anuncios de las precampañas de los partidos políticos. Se interrumpió la transmisión del evento deportivo para pasar estos comerciales políticos que después de eso, no sólo no interesan, sino que tendrán a ser despreciados por la audiencia. Es claro que esto fue una maniobra de las televisoras a la exigencia del IFE a pasar tres minutos de anuncios por hora. A Televisa ni TV Azteca se les hubiese ocurrido pasarlos todos al mismo tiempo sino es en un afán de protestar, de una manera muy sui generis, sobre las órdenes del órgano electoral.

Es claro que la televisión es una concesión, y por ende, cuando el IFE y los partidos políticos deciden cómo usarán los tiempos que tienen disponibles en la televisión, las empresas que se dedican a este rubro deben acatar la orden y punto. Pero como no les dijeron estrictamente los tiempos para pasar dichos comerciales de las campañas políticas, las televisoras vieron una oportunidad ahí para hacer notar su inconformidad.

¿Pero por qué habría inconformidad? Muy simple: se está usando tiempo aire, que cuesta mucho dinero y que las empresas como Televisa y TV Azteca han tenido que gastar también mucho dinero para crear esta infraestructura y poder transmitir sus respectivas señales. Es muy cómodo, por una parte, exigir como gobierno que se haga lo que se les manda, pero nunca pone el gobierno nada, sólo exige pues finalmente es precisamente el gobierno el dueño del balón, por decirlo de una manera coloquial, y entonces debe hacerse lo que se les ordena.

Yo no estoy a favor de Televisa ni TV Azteca, pero me parece que en este caso el gobierno abusa del poder. ¿Por qué darles tiempo aire a los partidos políticos? ¿Por qué además de eso, se les dan carretadas de dinero para que tengan recursos para sus actividades proselitistas? Vaya, que esta democracia a la mexicana nos cuesta mucho dinero y es evidente que los partidos políticos son un bonito negocio para sus dirigentes. Ellos estiran la mano y papá gobierno les da recursos, en dinero, en anuncios en la televisión, en los medios electrónicos. ¿Y qué han hecho los partidos políticos en este país? A esa pregunta no tengo una respuesta satisfactoria.

A mí me parece bien que el gobierno exija a las televisoras, que de por sí hacen mucho dinero, que den un poco de tiempo aire por la concesión que se les ha otorgado, pero el propio gobierno no debe abusar de su poder en este sentido y en este particular caso me parece que sí lo hace.

Lo que queda claro es que las empresas televisoras tienen tanto poder que saben que sus acciones no acarrearán más que problemas menores. Saben bien que por su actitud, reprobable en muchos sentidos, no les pasará nada, no perderán la concesión ni habrá pérdidas masivas de dinero. El gobierno por su parte, acostumbrado a que "es el país quien exige", hace extrañamientos a las televisoras y pide explicacions, pero no puede hacer más, porque no tiene ni siquiera autoridad moral para ello.

Así las cosas en este país bananero.

1 comment:

Cyberprimo said...

Yo casi no veo TV pero antier que prendi el televisor pense que los tres minutos eran para un mensaje a la nacion, eran como las 8 de la noche y se me hizo creible, pero cuando voy viendo la bola de anuncios, no llevaba ni cinco minutos de encender la TV, la apague.

Eso de que todas las televisoras se pusieron de acuerdo no me parecio, y no me iba a tragar chorradas de anuncios de una niña en la cocina y uno que otro anuncio tonto con Ordenes de PNL incrustadas en cada Frase, suficiente tonteria para tres minutos XD