Tuesday, March 16, 2010

Entre el descaro y la impunidad


Lo dicho: México no sirve, ni puede servir mientras nos enteremos de este tipo de noticias:


"No es vehículo ostentoso".- Ramírez Acuña

  • El diputado panista arribó poco antes de las 10:00 horas al Palacio Legislativo de San Lázaro acompañado de su chofer.
  • Asegura el diputado panista que la nueva camioneta 2010 es la que tiene la capacidad que necesita para trasladarse
Ciudad de México (16 marzo 2010).- Para el diputado panista, Francisco Ramírez Acuña, su nueva Suburban 2010, que alcanza un valor de casi 800 mil pesos, no es un vehículo ostentoso ni contraviene las políticas de austeridad de la Cámara baja.

El Presidente de la Mesa Directiva aseguró que incluso en las empresas se compran vehículos similares o de más valor a su Suburban, sin que por eso reciban críticas.


"
Yo creo que no es vehículo ostentoso, ustedes lo pueden ver con su propia empresa, cuando se tiene un equipo y está deteriorado, que se gasta más en sus reparaciones", advirtió.

"Un vehículo que estaba golpeado, ustedes y sus empresas compran equipo similar o superior. Nosotros sólo estamos comprando un equipo similar".

REFORMA hoy publicó que el Presidente de la Cámara baja sustituyó la camioneta Suburban 2006 que le heredaron de la anterior Legislatura por un modelo de este año, con un valor de casi 800 mil pesos, los cuales no salieron de su bolsa sino de una de las partidas discrecionales del Congreso de la Unión.


-"¿Pero no la mayoría de los mexicanos puede adquirir este tipo de vehículos, diputado?", se le cuestionó.

"Nosotros tenemos que darle respuesta a las propias necesidades oficiales que se requieren", sostuvo.

El panista aseguró que es justo el tipo de vehículo que necesita para sus traslados, y por eso no compró uno más caro.


"
Lo que teníamos era una Suburban, se compra una Suburban, no se compra un vehículo superior y no un vehículo inferior", afirmó.

"
¿Y por qué no un vehículo inferior?", se le cuestionó.

"
Pues porque hay ocasiones en que se tienen que trasladar otras personas con nosotros y es el que tiene la capacidad", respondió.

Ramírez Acuña llegó a San Lázaro a bordo de la camioneta con capacidad para ocho personas a las 9:47 horas, en el asiento del copiloto, manejando su chofer, y sin que nadie más los acompañara.

Insistió en que la adquisición de este vehículo no contraviene las políticas de austeridad que se establecieron en la Cámara de Diputados con motivo de la crisis económica del año pasado.


"
Hay austeridad en la Cámara de Diputados, hemos ahorrado en muchos renglones y se tenía que renovar equipo porque había un equipo ya muy viejo", dijo el panista en referencia a la Suburban 2006.

Ramírez Acuña dijo que sí solicitó la compra al Comité de Administración, aunque en la página de internet no existe ningún acta que haga referencia a ella.


Aquí termina la nota.

Este cretino es un caradura y es otra muestra más de la impunidad que hay en este país. Mientras existan estos episodios y nunca se castiguen, seguiremos viviendo en un México verdaderamente lamentable.

Sin embargo, no es la primera vez que Ramírez Acuña actúa con este desparpajo. La imagen que ilustra este artículo muestra la vida que se da este señor a expensas de los impuestos que todos pagamos. Pero aquí nadie hace nada y simplemente los medios dan cuenta de estos hechos que son olvidados al día siguiente.

3 comments:

Francisco said...

Este señor se la pasó justificando su compra aludiendo al hecho de que las empresas hacen cosas similares. El detalle que se le olvida es que el dinero de una empresa es suyo y en cierto modo puede hacer de él lo que le plazca. Pero este tipo es un funcionario público y recibe su salario y prestaciones de los impuestos del pueblo al que se supone representa. Este tipo de comportamientos, y mas que el comportamiento mismo, su actitud, es una bofetada para los millones de personas honradas que apenas subsisten en este país y que contribuyen con su trabajo a que este tipo se de vida de rey.

Naruth said...

Vergu:enza le debería de dar por comportarse como un niño... Cómo llegó ahí? Hasta mi perro puede ser diputado!

Para cambiar a Méexico, tenemos que empezar por cambiar nuestras mentes.

Jonacito said...

Hay una cosa que comenta este señor, sobre las empresas compran vehículos de estos calibres.

No creo que sea para demostrar ostento, poder, mas bien me parece que si una compañía compra un automovil costoso se deben reducir en algún lugar los impuestos.

O nadie lo haría de esa forma.