Friday, December 09, 2011

Sólo por saber


Hoy, a eso de las 2:30 pm moría de hambre y decidí salir a comer cerca de casa. Como hoy no circula mi coche, caminé hasta el centro comercial, que queda a unos 7 kms (máximo) de donde vivo. En el trayecto, mientras discurría qué iba a zampar (las morsas no comen, zampan), si un kilo de pescado fresco o quizás una buena ración de moluscos, hallé en el piso doscientos pesos. Sí, creo que esta es la segunda vez que me encuentro dinero en el piso. Hace como un año encontré cuatrocientos pesos después de correr una carrera de 10 kms en la UNAM, en un parque ecológico que está relativamente cerca. Con eso compramos Pilar y yo un pastel para comer como postre ese día.

Considerando que fue un acto de suerte, pensé que quizás debiese continuar la racha y me compré un "melático", es decir, aposté al sorteo MeLate del domingo, con números totalmente al azar. A ver si la racha de fortuna sigue o se detuvo después de hacerme de los doscientos pesos que pagaron las tres bolsas de camarones que de rigor una morsa come por día.

Quiero imaginar que la mayoría de nosotros alguna vez se ha encontrado dinero. Pero... ¿es así? ¿Qué me dicen mis cuatro fieles lectores?

33 comments:

Felipe Flores said...

Morsa, son míos los $400.00 pesos que encontraste en la UNAM, me los puedes regresar o por lo menos invita una rebanadita de pastel :P

Lycan said...

Pues no eres el unico, en este caso yo soy un Licano y yo tambien me he encotrado aunque en cantidades menores, lo maximo fue en un sobre de un recibo de telmex donde el cambio que quedo era de 150 pesos sin embargo no venia el recibo, de lo contrario habria hecho mi buena accion del dia y hubiera sido curioso jajaja, y tambien me encuentro muy seguido monedas de 10 centavos, y recojo cada una de ellas ya que "dicen" que si uno las desprecia y no las recoje, mas adelante necesitaras dinero para lograr adquirir algo que deseas mucho.

neor said...

si no muy seguido pero si y se agradece

Morsa said...

Felipe,

no me los encontré en la UNAM, sino en un parque ecológico que está por San Jerónimo. Así que esos no son tus 400 pesos, lamento decirte ;)

Roldan said...

No pues solo creo que es un poco de suerte, solo acuerdate que existe el karma Morsa! Hay que tener cuidado para que tu no invites la comida de otra persona.

EL ULTIMO ELEFANTE said...

Me ha pasado un par de veces solamente y han sido cantidades más modestas ($20 y $50) Hace 2 semanas me pasó algo raro, caminando por Av. Juárez ya cerca de Reforma ví en el piso un billete de $50 doblado a la mitad, sin embargo conforme me fuí acercando me dió "mala espina" y pase junto a el sin levantarlo.

Morsa said...

Último elefante,

¿qué te dio mala espina?

saludos

Viviendo said...

En un mismo día mi hermano se encontró $ 200 y más tarde yo me encontré la misma cantidad. Con eso alcanzó para cenar. Ibamos 5 de la familia. La malo es que también me pasa al revés y estravío cosas.

Jorge said...

Hola Manuel:

Una vez en Coatzacoalcos me encontré un billete de 100 pesos (hablo de 1978).

Desde entonces me he encontrado billetes de diferentes denominaciones.

Por mala espina Yo entiendo que el billete o moneda pueda tener trampa.

Hace tiempo en Guadalajara me tocaba pasar por la banqueta frente a un negocio que tenía una moneda de 100 pesos (1988).

Lo curioso es que esa moneda estaba pegada al cemento, me imagino cuantos habrán caído con esa moneda.

Entre ellos me incluyo Yo.

Como siempre un saludo.

Jorge Alberto.

Morsa said...

Jorge,

Recuerdo que cuando era niño hallé cien pesos y me compré un helado con un cuate que tenía su carrito e iba por las calles vendiendo helados (ya no hay de esos, ¿verdad?). Me acuerdo porque me regresó 98 o 99 pesos en monedas.

saludos
Manuel

Vicko said...

cuanto tenia al rededor de 10 años tuve una racha de encontrarme entre 50 y 200 pesos como unas 3 ocasiones.
y hace como 2 años al bajar del coche me encontré doscientos pesotes. y varias monedas de diferentes denominaciones.

Morsa said...

Vicko,

¿y te encontraste las monedas y los billetes juntos? ¿o cómo?

saludos

Anjirus said...

Nunca me a gustado encontrarme dinero, cabala o no, eso me resulta desafortunado.

HellJanemba said...

Pues yo nomas me eh encontrado llaves y una vez una baraja porno. Lo que al sucede es que tienes que estar al pendiente del suelo y al mismo tiempo por donde vas asi me ehe encontrado cosas pero 200 varos xD

Morsa said...

en mi adolescencia una vez me encontré que alguien había dejadas pegadas las llaves de su casa en la entrada, pero ni las toqué.

eso de hallar una baraja porno si resulta simpático.

saludos

Uri-vader said...

Yo creo que somos más de cuatro... Pues sí, en más de una ocasión me encontrado dinero que evidencia ausencia de reclamante. La última vez fue parecido a ti: aunque sólo eran 20 pesos, fueron suficientes para tomarme un licuado al término del maratón Cd. de México de este año, y es que sólo llevaba 5 pesos para el metro y el paquete de comida que dieron al final lo devoré en dos segundos.

Robert Cuadros said...

Saludos Maestro Manuel:

Pues creo que no me he encontrado dinero en la calle pero una vez me pasó que luego de un año de dejar de trabajar en una compañía encontré entre mis cosas uno de los últimos sobres de pago (así nos daban el dinero). Y dentro de aquél sobre había un billete de 100 soles (más o menos 35 dólares) que olvidé sacar. Bueno, me fui de paseo ese día y comí en un buen restaurant.

Saludos

Robert

CarlosTrejo2308 said...

Yo solo me encuentro centavos :(

Ernest said...

Por la calle alguna moneda y una vez 5 euros ( unos 90 pesos).
Recuerdo que de pequeño cuando pasaba por una cabina de teléfono revisaba si había quedado cambio. Creo que nunca encontré pero hace un año vi a un niño que tenía la misma costumbre y se encontró unos euros.
Lo que sí suele pasarme es encontrarme dinero en los bolsillos de pantalones y chaquetas después de un tiempo sin usarlos. Sé que no es lo mismo pero sorprende y alegra :-)

Manuel "el ruso" García said...

Quihubas tocayo:

Hace ocho días me pasó algo que me ya me había sucedido pero que un hallazgo como el tuyo entonces me alivianó.

Hace como cuatro años olvidé las llaves adentro del departamento que rentaba. para no hacer el cuento, larog, tuve que pagar 70 euros al cerrajero que vino a abrir la puerta. Era de día y entre semana. Forcejeó como 15 segundos con la puerta y listo. Adiós 70 euros. Pero dos días después, a tres puertas de la mía, me encontré un billete de 50 euros. Volteé en todas direcciones y sólo alcancé a ver a una señora de cierta edad que venía hacia mi, no que se alejaba, caminando despreocupadamente. Me quedé con el billete y pensé bueno, lo de la llave me salió entonces en 20 euros nada más.

hace ocho días perdí la llave del departamento en el que rento un cuarto en Berlín. Era fin de semana y como las 10:30 de la noche. Pues vino el cerrajero, dijo que la puerta estaba cerrada con llave, lo que complicaba todo, y tuvo que abrir la puerta y cambiar un cilindro o algo así de la chapa. Trabajó como 15 minutos. Total: 201 euros con 11 centavos. Al día siguiente un vecino me dio la llave porque un traneúnte, en la tarde del día que per´di el llavero, se encontró mi llavero tirado frente al edificio, pensó que era de algún inquilino de acá, tocó en todos los timbres y por fin pudo encontrar a alguien a quién dárselo. O sea que si yo hubiera leído el papelito que estaba pegado en las escaleras avisando que entregaron un llavero con los vecinos fulano y merengana, me hubiera ahorrado esos 200 euros. Y no me he encontrado ni dos euros en esta semana para amortiguar el madrazo.

Diferencias culturales: conozco gente por acá que se ha encontrado dinero en efectivo tirado o en cartaras, y si dudarlo lo entregan a la policía (así sean cinco euros. Un capuchino cuesta entre dos y dos veinte), o al personal del metro, para que lo depositen en "objetos perdidos". Hace como dos meses me encontré tirado un reloj bastante maltratado junto al río, en Bonn. No habia ni un alma, porque era un día frío y nublado. Yo andaba por ahí porque mi hijo, de dos años y medio, quería ir a aventar piedras al río. Pues me lo quedé. Mi mujer se extrañó mucho y me dijo "pues para eso están las secciones de objetos perdidos en las ciudades. No importa que esté viejo, tal vez alguien lo está o estuvo buscando. Y si nadie lo busca ahora, no importa: no es tuyo". Zaz.

Un saludote

Morsa said...

Vaya historial, tocayo... y vaya regaño. Creo que tu mujer dio en el punto. era de alguien. No es tuyo. Así de simplemente.

saludos
Manuel

Francisco said...

Dinero, no mucho. Hace ya varios años, 10 marcos alemanes, sí allá en la prehistoria pre-euro, en el museo en Berlín donde tienen el busto de Nefertiti.

Pero encontré en una banca del parque una Blackberry, aquí en Canadá. De hecho mi hijo fue el primero que la vió. La llevamos a la policía y ellos se encargaron de contactar al dueño. Le armaron un circo muy bonito a mi hijo que en ese entonces todavía estaba pequeño. Hicieron una ceremonia formal y le entregaron un reconocimiento del "super kid" del mes.

Mi esposa olvidó una cartera en un taxi cuando vivimos en Princeton, NJ. Hablamos a la compañía y... nos la vinieron a traer a la casa, completita. Traía más de cien dólares.

Morsa said...

Francisco,

Tus historias son sorprendentes. Ojalá aquí se tuviese en general esa actitud. De hecho, debo reconocer la historia que me contó hace mucho tiempo un buen amigo mío: se le olvidó su ipod en el avión. Cuando se dio cuenta fue con los funcionarios de la compañía pero no apareció nada. Al siguiente día le hablaron para decirle que un pasajero lo había regresado. Eso me reconcilia -a veces- con este país.

Morsa said...

Y me olvidé, Francisco, pero ese reconocimiento al "superkid" del año promueve de nuevo, y enseña, que lo que no es de uno hay que entregarlo a su dueño. Tu hijo debe haber estado feliz.

saludos

Ingrid said...

Yo nada más me encuentro moneditas, pero lo que me ha pasado mucho es encontrarme iPhones y Blackberrys en baños de restaurantes o bares, pero siempre los devuelvo porque cuando yo perdí el mío, me buscaron hasta podérmelo devolver.

:) Saludos!

Manuel "el ruso" García said...

Quihubas tocayo:

Pues tienes toda la razón cuando coincides con el regaño que me pegó mi mujer por haberme llevado el reloj que encontré tirado en los márgenes del río. Cuando he encontrado algo en lugares cerrados, como Ingrid (baños de locales, salones, pasillos) siempre lo he regesado (incluso me metí a una sala de cine diferente a la que iba para alcanzar a una chava que había tirado sin querer un billete de 200 pesos en 1999. Tuve que discutir un poco con el chavo que pedía los boletos), pero pensé que un reloj viejo, bastante gastado, casi en el río, era otra cosa.

Ahora la cuestión es: ¿debí, entonces, entregar los 50 euros que me encontré en la calle a la policía? ¿debieron haberlo hecho todos aquellos que han encontrado dinero tirado en la calle? Porque, en resumidas cuentas, no es de ellos. ¿Qué piensas al respecto?

Un saludote

Morsa said...

Tocayo,

No sé. Es un problema moral/ético. No sé qué deba hacerse. En este país, si nadie es el probable perdedor de ese dinero, me lo quedaría. Porque para que se lo quede la policía aquí en México, como que no.

gmg said...

Cuando era niño y vivía en Berlín, me encontré un día algo así como 300 marcos. Considerando mi corta edad y que eso ya tiene unos veinte años, esa cantidad de dinero era endemoniadamente alta. Lo curioso fue que me moría de nervios, ya que en la escuela nos dijeron que si uno se encontraba más de 50 marcos, había que reportarlo a la policía. Pasados unos momentos eternos sin saber que hacer, finalmente decidí tomar 50 marcos y dejar los otros 250 en el lugar en que los había encontrado. Después de todo no quería ser un delincuente, pero tampoco quería irme con las manos vacías. Ya más tarde llegué a casa y contento les presumí a mis padres mi la hazaña. Enseguida de sus congratulaciones les dije "y había más...", tratando amablemente de aguantarse la risa me preguntaron donde lo había encontrado. Regresamos al lugar e increíblemente aún seguía en el mismo sitio el resto del dinero.

Morsa said...

gmg,

y entonces... ¿tomaron todo el dinero? ¿qué hicieron tus padres?

saludos

gmg said...

Sí, nos quedamos con el dinero. Aunque no recuerdo bien que ocurrió con el, se me hace que me lo pusieron en alguna cuenta de ahorro, pues estoy casi seguro que no me dejaron tenerlo. Mmm creo que mis padres me deben 300 marcos(más intereses). Indagaré.

Morsa said...

Y si te quieres poner más perro, gmg, avísale a tus padres que los intereses sin compuestos! Una pequeñoa fortuna, pues!

saludos

Morsa said...

Y si te quieres poner más perro, gmg, avísale a tus padres que los intereses sin compuestos! Una pequeñoa fortuna, pues!

saludos

gmg said...

Buen consejo, lo tomaré en cuenta ;)