Tuesday, September 20, 2005

Me han dado una lección

Hace un mes, aproximadamente, me fui a cortar el cabello. Me apresoné en la peluquería más cercana a mi casa y me tocó en suerte un peluquero que no había visto antes. Dicharachero e ingenioso, platicamos mientras me quitaba el 50% de mi pelo. Empezó a decirme que a él le gustaba mucho cortar el cabello y que desde niño ya sentía esa inclinación (¿vocación?). De hecho, me dijo que hace unos años él era un empleado de una empresa que vendía tintas, y que los fines de semana les cortaba el cabello a sus compañeros de trabajo (supongo que lo hacía gratis). Y entonces me comentó que una vez un tío le regaló un juego de tijeras que le había comprado en España, expresamente para él. Mi platicador peluquero me dijo que ese día fue feliz...

Y entonces caí en la cuenta que me había equivocado. Este hombre realiza un oficio, el cual pensaba como necesario en cierta medida, pero que no pasaba de ser una actividad que alguien realiza cuando no tiene quizás un mejor trabajo. Pero el peluquero en cuestión le gusta su oficio y siente que nació para dedicarse a eso. Me abrió los ojos. Me ha dado una lección porque en el fondo quizás estaba menospreciando esta actividad. ¿Y por qué habría de hacerlo? mero prejuicios míos, sin duda.

No comments: