Thursday, September 22, 2005

Vamos a platicar tú y yo


Ayer en la tarde la Pupa no bajó a comer. Normalmente lo hace. Subí y la descubrí tirada en mi cama. Sin duda se sentía mal. No supe más de ella porque me fui a dar clases. Cuando regresé estaba aún más apachurrada. Temblaba a pesar de estar tapada. Le hablamos al veterinario. Sugirió medio "tylenol" pero no parece haberle hecho nada. Al día siguiente estaba de lo más deprimida. No hizo ni siquiera sus más elementales necesidades. No comió nada. Sin duda ahora sí se sentía fatal. Por ello la llevamos al "Hospital Veterinario" (como el de los muppets. Juro que así se llama). El vet nos indicó que padecía un dolor en la espalda. La Pupa tiene 8 años ya (que por 7 que según dicen es la edad real de un perro, suman 56). Aunque no es una anciana, se ve que empieza a tener sus problemillas. Le recetó un anti-inflamatorio y "facidez" para una eventual gastritis. Necesita además reposo. Con la primera toma de sus medicinas la Pupa, al momento de escribir esto, se siente mejor.

Fue fascinante ver trabajar al vet. Vio a la perra, nos preguntó qué tenía y después de haberle dicho los síntomas más evidentes le dijo a la Pupa: "muy bien, vamos a platicar tu y yo" (notable frase). Y entonces la auscultó. La Pupina se dejó hacer de todo, aunque yo estaba ahí cuidando que no fuese a soltarle una eventual mordida al doc. Y sí, finalmente "platicaron", cada quien en su lenguaje desde luego.

Es increíble cómo se le olvida a uno las cosas cuando están normales. ver a la Pupa enferma es terrible porque no te puede decir qué le pasa y además, uno no sabe "platicar" con ella como el veterinario. Queda pues registrado. (la foto es de la Pupa misma en el "lecho de dolor".

1 comment:

Marga said...

Mi chiquita!! se que la vas a consentir mucho y de seguro pronto va a estar como siempre animada y lista para bajar a la hora de la comida.

Un besote hermano!
M