Monday, August 31, 2009

El Quinto Jinete


El hambre, la guerra, la peste y la muerte, son los cuatro jinetes del Apocalipsis. Sin embargo, hay un quinto, el cual en mi opinión es al menos tan terrible como los otros cuatro: la sobrepoblación. Y el asunto va así. La población va creciendo a un índice demográfico de 2.5 a nivel mundial. Este número es muy, pero muy alto. Con la ecuación:

pf = pa ((1+ id)^años

en donde pf es población futura, pa es población actual, id es precisamente el índice demográfico mencionado (usualmente considerando nacimientos menos defunciones anualmente) y años es la cantidad de años requeridos para ver el efecto en el crecimiento de la población, podemos saber cuántos nuevos chilpayates habrá cada día que pasa. Aquí años es 1/365 y considerando id=1.7 (ojo: índice demográfico de los EEUU), obtenemos que cada 24 horas nacen en el mundo alrededor de 250 000 nuevas almas. Esto quiere decir que si el día tiene 86 400 segundos, en el mundo, con un índice de 1.7, que es menor al que se calcula que ocurre en el ancho mundo, cada segundo nacen alrededor de tres nuevos seres humanos.

A mediados de 1993, la población mundial estaba calculada en 5 500 000 000 (cinco mil quinientos millones) personas pero hay que tener en cuenta que ya han pasado casi dieciseís años. Podemos así hacer otro cálculo: ¿Cuántos años se necesitarán para duplicar la población humana a una tasa de crecimiento de 1.7% anual? La respuesta nos la da la ecuación:

años = (ln(pf/pa)/ln(1+id))

Si esto es cierto, prepárense para tener alrededor de 11 000 000 000 (11 mil millones) personas respirando en el año 2034.

Dados estos números, uno bien podría preguntarse: ¿Qué están haciendo para resolver este problema? Hay dos respuestas a esta pregunta: (a) nada, y (b) somos los mismos involucrados en la pregunta, es decir, somos parte el problema y ahora sí, aunque sea con nuestro infinitesimal granito de arena, nos estamos convirtiendo todos en este futuro mal. Sin duda alguna, el quinto jinete del Apocalipsis. A veces pienso que la Biblia no lo considera porque quienes escribieron ese libro jamás pensaron en la existencia de esta posibilidad y porque probablemente no tenían los mínimos conocimientos de matemáticas para comprender la magnitud del problema a través de los años. Otros factores como las enfermedades o las guerras, controles naturales de la población por muchos años, han sido reducidos en una gran proporción.

Pero hay algo más, si consideramos estos fantásticos incrementos en la población, tenemos que considerar otros factores que son todavía peores. Por ejemplo, los EEUU son el 5% de la población mundial, pero consumen el 25% de los recursos del mundo. Esto quiere decir que en términos de recursos usados, cada nuevo norteamericano consume cinco veces más lo que otro ciudadano en otra parte del mundo. En mi opinión, lo sorprendente aquí no son las matemáticas, sino que mucha gente cree que se puede resolver el problema conservando recursos, reciclando, etc. Es cierto que los programas de conservación son importantes y deben seguir siendo promovidos, pero en términos reales esto es meramente el tratamiento de los síntomas de una enfermedad, es como dice Paul Lutus, un viejo héroe de la programación de la Apple //e, un placebo ambientalista. A la luz de estas ideas y no otras, el no rotundo al aborto por parte de la Iglesia, así como su negativa a los métodos anticonceptivos, resultan poco menos que vergonzosos y demuestran una lamentable ignorancia al grave problema que el mundo deberá enfrentar.

4 comments:

Cyberprimo ® said...

ya me pusiste a reflexionar y es que yo todavia ni me caso ni tengo hijos y sabes yo minimo me hecho tres niños o es lo que tengo planeado, lo cual despues de leer el post me resulta poco menos que razonable y algo imprudente dada la situacion actual, pero bueno algo habra que hacer.

En cuanto a la ilustracion del post buenisima, me parti de la risa y es que es cierto esto de la hipoteca ya es un dolor de cabeza hacerce de una csa en estos dias sale caro XD

Saludos

Morsa said...

Cyberprimo,

Reflexionando sobre los cuatro jinetes del Apocalipsis, quizás las plagas es el que podría quitarse, considerando que hay más higiene en el mundo. Pero no sé.

saludos
Manuel

Francisco said...

Este escenario apocalíptico al que te refieres se conoce como el escenrio malthusiano, debido a la persona que allá por principios del siglo XIX, sí, hace como 200 años, se dio cuenta que mientras la población crece de manera exponencial (la velocidad de crecimiento es proporcional al número de personas), el aprovechamiento de los recursos solamente puede crecer de manera lineal (un 20% se descubre por allí, un 10% por allá debido a una nueva tecnología, etc). De manera que tarde o temprano no habrá suficientes recursos para el número de habitantes. Esta conclusión me parece ineludible, sí no se hace nada.

Por otro lado, es obvio que la cantidad de recursos de la tierra es finito: solamente hay una cantidad de agua, muy grande o muy chica, pero finita, cierta cantidad de tierra cultivable, etc. Cuál es entonces el límite teórico de personas que puede sustentar el planeta? Por supuesto que no es un cálculo fácil ya que hay un montón de incertidumbres... He escuchado resultados que van desde 9 mil millones hasta 16 mil millones.

En general la tasa de crecimiento de los países desarrollados va en declive. Aquí en Canadá lo único que hace crecer a la población son los 220 mil inmigrantes que llegan cada año porque la tasa natural de crecimiento es ya negativa. Es decir, sin los inmigrantes, estaría disminuyendo la población. Aún así, se estima que en unos 15 años la población va a alcanzar un máximo y comenzará a disminuir.

China, que son como 1,300 millones de personas, tiene una política muy estricta de limitar a un solo hijo por matrimonio. No sé si todavía esté vigente pero trabajo con mucho hijos únicos, producto de esta política.

Pero creo que, efectivamente, en el tercer mundo, donde vive la mayoría de la población, la situación es diferente.

Ernesto said...

Yo creo que el mundo tiene suficiente capacidad para sostener al doble o más gente. Los que no tenemos capacidad somos nosotros, para procurarnos el mismo nivel de vida que cuando éramos menos.

Un problema es el cambio de alimentación. Más o menos es así:

Para generar un kilo de carne, un animal o nosotros, necesita ingerir 5 kilos de vegetales y grano. (En el caso de una vaca creo que 5 es el número)

Para generar un kilo de carne a partir de carne, se necesitan tres kilos (estimado).

Es decir, si antes teníamos una alimentación que incluía vegetales y granos. Ocupábamos 5 kilos por cada kilo de masa corporal que desarrollamos.

Al cambiar a la carne, ahora necesitamos 3 kilos de carne que a su vez necesitaron de 5 kilos de vegetales y granos. Es decir un total de 15 kilos de vegetales y granos.

Por supuesto este rendimiento varía según la especie. Por ejemplo, el pollo y la avestruz son más eficientes que la vaca y el cerdo.

Cuando se crían pollos y ganado en general para carne, es muy importante maximizar el crecimiento y sacrificar a los animales en el momento adecuado, justo antes que la taza de crecimiento baje, respecto a la comida requerida.

De otra forma, se desperdicia alimento que no se refleja en carne.

A medida que China mejore su nivel de vida, la población China, cambiará su base alimentaria para incluir más carne. Esto consumirá recursos y elevará el costo de los alimentos para el resto del mundo.

Alguien comentaba que los niveles alimentarios en Europa, bajarían a niveles de 1900 a causa de este efecto. No se que tan cierto es esto, pero definitivamente nos va a afectar.

Saludos,
Ernesto