Sunday, August 16, 2009

Los absurdos de los gobernantes en México

Leo en el Reforma la siguiente nota:

Develan estatua de 'niño cero' en Perote
  • Edgar Hernández se encuentra bien de salud y es el mejor promedio de su escuela, aseguró el Gobernador de Veracruz.
  • El niño Édgar Hernández fue el primer caso reportado de influenza A H1N1, no obstante, se alivió con medicamentos comunes

Lev García /
Corresponsal
Foto
: Saúl Ramírez


Perote, Veracruz (16 agosto 2009).- El Gobernador Fidel Herrera develó este domingo la estatua del niño Édgar Hernández, conocido como "niño cero" por ser el primer caso de influenza A H1N1 en el País y quien vive en la comunidad de La Gloria, perteneciente al Municipio de Perote, en la zona centro del Estado.

El ambiente de la ceremonia fue de fiesta en el pequeño parque de esa comunidad, la cual apenas tiene poco más de 4 mil habitantes. En el evento estuvieron presentes además del Mandatario, el escultor Bernardo Luis López, quien donó la estatua; los padres del niño y decenas de vecinos, quienes rodearon la figura hecha en bronce y que mide 1.30 metros y pesa 70 kilogramos.

Herrera recordó que el caso de Édgar fue el primero del virus A H1N1 que se reportó oficialmente en el Estado y que se alivió con paracetamol y otros medicamentos comunes. "Hoy el niño está bien y es el mejor promedio de su escuela", afirmó el Gobernador.

A su vez, el pequeño dijo sonriente que desde hace semanas le preguntaba a sus padres cuándo se haría la ceremonia para ver su estatua colocada en el parque.
En medio del ambiente de verbena, el Gobernador Fidel Herrera consideró que no es tiempo para que los políticos manifiesten aspiraciones personales o de grupo con miras a la Presidencia de la República. "No es tiempo, ni momento, ni circunstancia para hablar de presidenciables cuando el pueblo quiere empleo, cuando hay angustia en muchos sectores, cuando los mexicanos quieren seguridad y la Nación quiere propuestas que le eleven el ánimo", manifestó.

Al ser cuestionado explícitamente sobre sus pretensiones políticas, Herrera se limitó a decir "
para qué meternos en otra piedrita en el morral del que sirve como Gobernador, lo que tenga que venir, vendrá, y como dice el filósofo: si no, no", expresó. Luego de unas horas de iniciada la ceremonia, la fiesta terminó en la comunidad de La Gloria, a la cual se le llegó a señalar durante la contigencia de influenza como el probable sitio donde habría surgido esta enfermedad.

Hasta aquí la nota de dicho periódico la cual, sea dicho de paso, es totalmente absurda. Ridículo por una parte hacer una estatua a alguien que tuvo el virus de la influenza y que se curó con paracetamol y con medicamentos comunes. En todo caso, ¿cuál sería el mérito para que el niño tuviese el honor de haber sido inmortalizado en bronce? ¿Acaso buscó infectarse del virus?

Pero independientemente de esto, la presencia del gobernador de Veracruz para un acto tan baladí resulta incluso asqueante. Todos estos cretinos sólo van a lucirse, porque es para todos evidente que no le interesa ni el "niño cero" ni nada que le rodeé. Lo que quiere es su lucimiento personal porque sin duda este señor se siente presidenciable y no me queda resquicio para poner en tela de juicio su nefasta actitud. Seguro se sintió soñado por las preguntas a su persona a lo que pudiese ser su candidatura por la primera magistratura, porque aunque faltan como tres años de sexenio, ya todos están haciendo futurismo.

Así pues, todo este espectáculo es lamentable, penoso, ridículo, tanto como hacer una estatua por esta razón. Es claro que cualquier cosa es pretexto para tomarlo como bandera política e irle "midiendo el agua a los tamales", para decir coloquialmente lo que pasa en este país bananero.

4 comments:

Cyberprimo ® said...

jajaja de risa por la actitud de tio fidel del niño pues ya que esta chico y no tiene la culpa, pienso yo que eso del niño 0 y la influenza no es nada agradable o interesante y mucho menos algo de lo que se pueda estar orgulloso como para hacer una estatua.

Francisco said...

Yo tampoco lo entiendo... Es acaso un orgullo ser el estado donde ocurrió el caso cero? Es algo por lo que trabajamos ardua y tenazmente y finalmente lo conseguimos?
Es más, que piensan los familiares de la gente que no tuvo la fortuna de sobrevivir?
O es acaso una celebración de la oportunísima y excelente respuesta del sector salud? No lo creo.
Así que después de darle algunas vueltas no puedo encontrarle otra explicación que la que se menciona en el post.

Morsa said...

Francisco,

Como tú, me asaltan las dudas, empezando por la idea atrás de hacer una estatua o monumento. Pervierten incluso la idea original de lo que es una estatua para promoverse personalmente. Todo eso es lamentable.

saludos
Manuel

David Webb said...

Jajaja ¿De verdad nadie de ustedes conoce el objetivo de estas numeritos publicitarios?. No sé si sepan que pueden llamarle “Fide” de cariño, digo, nomás pa’los cuates. Por ahí encontré otra artimaña publicitaria, cuando no son estatuas son galardones. Si gustan verla, pueden dar click aquí

Sr. Manuel, me agrada el seguimiento que da a estas cosas que muchos ya ni notamos, a lo mejor porque ya nos estamos acostumbrando.

Saludos.