Sunday, November 08, 2009

¿Anuncios electrónicos o simple spam?

Yo no sé a quién se le habrá ocurrido que anunciarse mandando correo electrónico era una buena idea en la mercadotecnia. Quizás los genios de ese rubro pensaron que si un 1% de 10 millones de correos les hace caso, estamos hablando de 100,000 personas con las que podrían vender algo. Tal vez, por otro lado, me queda claro que los mercadólogos tienen como única meta en la vida vender y para ello no escatiman esfuerzos ni se tientan el corazón para poner fuera de toda proporción el objeto o bine a vender. Un caso del cual se ha hablado ahora por una nota del periódico es el de los desodorantes Axe. En sus anuncios normalmente se muestra a un atractivo joven que se pone el desodorante y al salir a la calle vuelve locas a todas las mujeres a su alrededor. Obviamente, puede uno pensar, nadie caerá en semejante y burda promoción de lo que simplemente es un desodorante. Sin embargo, un hindú pretende demandar a Axe porque no pudo conseguir ninguna mujer en un lapso de unos cuatro años. La demanda quizás proceda, porque en el fondo el anuncio muestra un bien que no cumple con lo que supuestamente anuncia.

Todo esto viene a cuento porque recibí uno correo chatarra (spam), en el cual una empresa que se dedica precisamente a semejante labor, promueve sus servicios de "Anuncio Electrónico", con el subtítulo: "publicidad ecológica", porque claro, mandar anuncios por correo electrónico no gasta papel. ¿Quién habrá sido el ingenioso que pensó que esto era un buen argumento de ventas?


No voy a poner los datos de esta nefasta empresa porque lo que menos quiero hacer es promover estas actividades, las cuales han asolado la red Internet desde que estoy en ella. A mí me parece bien que la gente anuncie sus actividades, sus negocios, dentro de Internet, pero no por correo spam, que ha sido siempre mal visto por la mayoría de los internautas y que se ha convertido en un problema incluso de tráfico en la misma red. Hay otras posibilidades menos invasivas, más éticas para anunciarse: banners en páginas, anuncios en los buscadores más populares, páginas web donde se anuncien sus productos, etc. Pero claro, todas estas soluciones cuestan dinero y seguramente los mercadólogos las rechazarán.

Por mi parte yo me he hecho una promesa a mí mismo: jamás le compraré nada a quien me lo ofrezca por correo spam.

1 comment:

Ernesto said...

Pues sólo de electricidad el SPAM cuesta. (almacenamiento, tiempo de procesador, intervención del usuario)

http://arstechnica.com/business/news/2009/04/study-says-energy-cost-of-spam-comes-from-user-intervention.ars

Los mercadologos piensan que el SPAm es el "Santo Grial" de la mercadotecnia, capaz de llegar a todos y sin costo para el que lo envía.