Wednesday, October 19, 2011

De deportistas, países y clembuterol


Dice la inefable Wikipedia sobre el Clembuterol:


El Clembuterol (Clenbuterol en inglés) es un fármaco comúnmente empleado en enfermedades respiratorias como descongestionante y broncodilatador. En personas que padecen de desórdenes respiratorios como asma se emplea como broncodilatador para facilitarles la respiración.[cita requerida] Se le encuentra comúnmente como hidrocloruro de clembuterol.

En 1965, se demostró que animales alimentados con clembuterol, aumentaban la masa muscular y disminuían el tejido graso, junto con aminorar la ingesta oral.1 Estos efectos son similares a los producidos por otros beta-adrenérgicos como el climaterol, ractopamina o salbutamol.

El clembuterol tiene un polémico estado legal como medicamento en varios países. Debido a estudios contradictorios respecto a sus efectos a largo plazo y su posible relación con problemas cardíacos, el clembuterol ha sido prohibido para uso humano y restringido a un uso en animales en varios países, mientras es permitido en otros y utilizado para tratar el asma y problemas respiratorios. Es también considerado una sustancia dopante por varios organismos deportivos a nivel mundial.


Y hablo de esto porque hace unos meses, cinco futbolistas de la selección nacional fueron hallados culpables de haber consumido esta sustancia y por ende, fueron catsigados y no pudieron jugar en el torneo en el que iban a participar. La prensa mexica entonces intentó disculparlos. Los dirigentes de la Federación Mexicana de Futbol dijeron que eran buenos muchachos y que había un accidente casi del destino en todo este penoso asunto.

Se acusó a quien entregaba la carne que comían los atletas. Se buscaron todo género de argumentos para que los futbolistas salieran del problema. La FIFA no se pronunciaba, aunque por reglamento impidió que esos jugadores "contaminados" jugaran el torneo aquel.

Ahora sale en los medios la siguiente nota (del Universal):

La FIFA informó que se detectó la presencia de clembuterol en más de la mitad de los jugadores que participaron en el Mundial Sub17 en México.

Los residuos del anabolizante, detectados en las pruebas antidopaje, obedecen al consumo de carne contaminada.

Las pruebas realizadas en Alemania, después de culminado el torneo, arrojaron que jugadores de 19 de los 24 equipos dieron positivo en 109 de las 298 muestras de orina.

El director médico de la FIFA, Jiri Dvorak, consideró como "llamativamente sorprendentes" los resultados.

Dvorak enfatizó que "no se trata de un problema de dopaje, sino de sanidad pública".

Las autoridades mexicanas han reconocido que el país se ha visto afectado por las práctica de inyectar esteroides al ganado.

Los jugadores de la selección de México, que se adjudicó el título del torneo, dieron negativo porque consumieron una dieta de pescado y vegetales previo al torneo.

Esa conclusión fue determinante en que los cinco futbolistas de la Selección Nacional fueran exonerados por la Agencia Mundial Antidopaje en cualquier tipo de castigo.


Ajá. Miren que el mundo es curioso: se encontraron 109 casos de dopaje, pero nuestra selección nacional sub17, que ganó casi en un acto de honor parecido a la batalla de los niños héroes, dieron todos negativo porque comieron pescado y vegetales. Nadie comió carne. Que afortunada coincidencia.

Todo esto, les soy sincero, me parece un manejo mediático de este problema. Por una parte, la FIFA es un negocio de muchos millones y en este país (que no sirve), somos consentidos de esta sagrada institución futbolera. Nos han otorgado dos mundiales. Nos han hecho las cosas fáciles para poder asistir a los mundiales. Vaya, siendo el deporte de más arraigo entre los mexicanos y la derrama económica que esto implica, es claro que tenemos que mantener sin mácula nuestro status con la FIFA.

Yo no sé a quién se le ocurrió esta historia de que ahora 109 casos de clembuterol se presentaron en el mundial sub17. ¿Por qué no se dijo en su momento? Extraño asunto. Pero en estas invenciones no es tan fácil armarlas sin consecuencias. Si de verdad la carne mexicana contiene clembuterol, entonces México tiene un grave problema. ¿Qué habría que hacer? ¿Comer pescados y verduras eternamente hasta que las autoridades sanitarias de este país encuentren la solución a este problemón? Así pues, si acaso fuese cierto, entonces miren en que posición dejan a este gobierno y a sus controles sanitarios.

en mi opinión, esta historia de los 109 dopados suena de verdad tan falsa como la del dizque atentado a un personaje diplomático de Irán por parte de grupos terroristas, que habrían buscado contratar a los sicarios de los cárteles mexicanos como los Zetas, la Familia Michoacana, etc. En este país los que gobiernan, los que tienen acceso a los medios, creen que somos idiotas, por definición. Si no fuese así, no saldrían a relucir semejantes disparates.

No comments: