Saturday, February 11, 2012

Recuerdos del porvenir


Javier Rivera es un buen amigo que vive en Estados Unidos. Es diseñador gráfico y amante de los productos de Apple. Con él, vía Matuk.com hemos tenido discusiones fuertes con respecto a temas tecnológicos. Algunas de este intercambio de opiniones han sido literalmente rudas. Ninguno quiere dar jamás su brazo a torcer. Sin embargo, nadie se lo toma demasiado en serio. Con motivo de esas discusiones, "el Javo" me hizo una portada de revista, la cual puede verse aquí. Javier bien dice: "Morsa, todos tenemos derecho a un némesis".

Todo esto viene a cuento porque en el problema con la promoción de Nestlé/Merkaprom, cuando estuve en las oficinas de Profeco, noté que la "portada" de la revista, a la que hago referencia, aparece en el legajo de oficios que mandó la representante legal de Merkaprom, la lic. Cinthya Escoffié Caballero. La imagen la imprimió en color quizás con la intención de probar que soy un peleonero o qué sé yo. La verdad es que hasta gracia me hizo.

Ahora el Javo me hizo una nueva portada, para "desagraviarme" por la anterior. En esta ocasión salgo en la portada de una afamada revista de ciencia, en donde se me entrevista como ganador del Premio Nobel, y en donde hablo no de mi contribución a la ciencia, sino ¡de ajedrez!. Ojalá y que esto se convirtiese en un recuerdo del porvenir y que de verdad me dieran el Nobel.

2 comments:

Ijon Tichy said...

Se nota que están desesperados y quieren desacreditarte, no dudo que haya reporte de una psicóloga diciendo que seres un loco que te desquitas con ellos.

En mi opinión, juntar un documento con firmas o emails (hay varios sitios para ello) ayudaría a que no lo hicieran.

Morsa said...

Ijon Tichy,

hacer lo que dices es jugar su juego. La portada que imprimieron está sacada fuera de contexto. Es como si para "defenderme" llevo la portada donde dice que gané el premio Nobel. Alegarán que es una mentira. Igual podría decirse de la otra portada.

Lo que me queda claro es que no saben qué asidero hallar, porque en realidad no hay argumento contra la violación de las bases que la misma agencia de promociones no cumplió.

saludos
Manuel