Saturday, February 04, 2012

Mis mejores amigos


Recientemente Boris Spassky cumplió 75 años. Hace quizás dos años, sufrió una apoplejía de la cual parece ser se está recuperando lenta pero firmemente. Spassky ha sido uno de esos campeones del mundo por demás carismático. Siempre ha disfrutado enormemente del ajedrez e incluso cuando nos visitó en México, con motivo de los festivales de ajedrez que se hacían en el Zócalo, cautivó a una serie de aficionados que se juntaron en una cafetería para platicar con él. Una entrevista con el excampeón mundial (por Gabriel Velasco), fue publicada en el libro "Heroic Tales; The Best of ChessCafe 1996-2001", editado por Taylor Kingston.

Ahora, con motivo de su cumpleaños, Spassky fue entrevistado telefónicamente por Dagobert Kohlmeyer, y dicha plática fue transcrita en el sitio chessbase.com. Sin duda Boris Spassky es un guerrero y no se dejará vencer por sus problemas de salud tan fácilmente. Su buen ánimo se nota en la entrevista.

Me llamó la atención la siguiente pregunta que le hicieron:

Entre los grandes ajedrecistas, ¿quiénes han sido tus amigos?

Responde Spassky: "Mis amigos más íntimos han sido Anderssen, Morphy, Tschigorin, Capablanca y Aljechin, aunque nunca haya coincidido con ellos (se ríe). Bromas aparte: de mi propia generación han sido Micha Tal y Bobby Fischer. A Tal le he apreciado mucho y todavía es así. Y también recuerdo a diario a Bobby". 

Y aunque es una simpática broma, me queda claro que es cierto, que sus íntimos amigos son todos estos personajes del ajedrez, porque finalmente de ellos probablemente los conoce en su vida y obra mucho mejor que a sus amigos que aún viven.

Y esto me llevó a una plática que tuve con la editora de Selector, que comentando un borrador de una obra de Guil Russek decía: "y mira, aquí Guil vuelve a hablar de sus amigos", mientras pasaba hoja por hoja los sesudos análisis de las variantes que se habían dado en las partidas que Russek analizaba. Así, estaban ahí Topalov, Larsen, el mismo Spassky, Kasparov, etc. Los amigos de Russek, recalco, a decir de la editora.

Después de esto me he dado cuenta que mis mejores amigos son los que he hecho en el mundillo del ajedrez. La razón es que todos los ajedrecistas compartimos esa pasión por el juego y por ello nos podemos reunir, tablero de por medio, a analizar las grandes partidas de todos los tiempos. Así veamos un final compuesto o la última obra de arte de Carlsen, o de Aronian, o de cualquier otro jugador, siempre nos mueve a pensar, a tratar de descubrir lo que los maestros piensan en sus partidas, a reconocer los elementos tácticos o estratégicos, para entender finalmente (o al menos intentarlo), los secretos del tablero.

Por eso, al igual que Spassky, mis amigos son muchos. A algunos los conozco más o menos bien. Otros me siguen pareciendo un misterio. Sin embargo, "platico" con ellos a diario. Con Nimzowitsch, Kasparov, Fischer, Petrosian, Hort, Mecking, Korchnoi, Polgar, etc. Y no importa si están físicamente con nosotros. Sus obras los mantienen vivos.

No comments: