Sunday, February 04, 2007

La manzana de Newton y la tetera de Watt

Hay hechos en la ciencia que se convierten en historias míticas. Por ejemplo, la anécdota de Watt, que de niño vio salir el vapor de una tetera y dijo: "cuando crezca yo inventaré una máquina que funcione con vapor", y lo hizo, aunque la máquina de vapor ya existía, Watt sólo la perfeccionó. En mi opinión, toda esa historia es apócrifa.

Otra popular anécdota es la de Newton, que vio caer una manzana de un árbol y prácticamente dijo:

F = G * (m1 * m2) / r * r

Lo cual indica que la fuerza de la gravedad es directamente proporcional a una constante (gravitatoria), por el producto de las masas de los objetos e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia entre dichas masas.

Pues bien, en el libro de David Bodanis, E=mc^2 la biografía de la ecuación más famosa de Einstein, da al final del libro una serie de recomendaciones para saber más de los diferentes científicos involucrados en este tema. Cito a Bodanis, pág. 278 de la edición 2006 de Editorial Planeta: "Por curioso que parezca, la caída de una manzana ayudó, según se dice, a Newton a completar su teoría. William Stukeley relató cómo recordaba aquel acontecimiento un Newton ya anciano, en su informe publicado dos siglos más tarde, Memoirs of Sir Isaac Newton's Life (Taylor & Frances, Londres 1946, pp. 19-20):
'Después de comer, como hacía calor, salimos al jardín [de la última residencia de Newton, en Kesington, Londres] y tomamos el té bajo la sombra de los manzanos, él y yo solos. Entre otras cosas me dijo que aquella situación le recordaba el momento en que se abrió en su mente la idea de la gravitación, a raíz de la caída de una manzana, cuando se hallaba sentado meditando. ¿Por qué cae esa manzana [...] hacia el centro de la Tierra? Seguramente la razón de ese comportamiento es que [...] debe de haber un poder de atracción de la materia [...] como el que aquí llamamos gravedad, presente en todo el universo'.

Así que al final de cuentas, esta historia es real, aunque claro, nunca Newton vio caer la manzana y expresó su ley de la gravitación universal de manera instantánea.

Por cierto, el libro de David Bodanis es muy bueno. Hace una narración muy ilustrativa de los avances de la física atómica, hasdta llegar a Newton, a su famosa ecuación, con las implicaciones que tuvo, particularmente en la fascinante historia en la búsqueda acelerada por hallar una bomba atómica. Digo "fascinante historia" porque de no ser por una serie de hechos muy específicos de la segunda gran guerra (como los ataques a la central de agua pesada alemana, que estaba en Noruega), quizás los alemanes (el Eje), hubiesen logrado la creación de la bomba, antes que los Aliados, y entonces la historia del mundo sería, sin duda, muy diferente. El libro de Bodanis es muy recomendable. Bien escrito, muy bien documentado. Una delicia de historia en todos sentidos.


1 comment:

Manuel "el ruso" García said...

Un exyugoslavo (creo que serbio) me contó un chiste bastante popular en lo que fue Yugoslavia. Como sabrás, la primera esposa de Einstein, Mileva Maric, era una física comptetente y serbia. Hay teorías, sostenidas sobre todo por feministas, que afirman que ella casi casi redactó sus famosos artículos de 1905. Pues bueno, acá viene el chiste. Te preguntan los exyugoslavos:
-¿Sabías que fuimos los serbios los que inventamos la teoría de la relatividad?
-¡No me digas! ¿Y eso?
-Claro. Estaban una vez Einstein y su suegro tomando café, y el suegro le dijo: "Así es, mi querido Albert, todo es relativo". ¿Ves, ves?