Saturday, October 13, 2007

¿Para qué sirven las estatuas y los monumentos?

Hace años, mi maestra de ruso, Svetlana Dougar, nos contaba que la entonces Unión Soviética estaba llena de monumentos y estatuas. En ellas se veían el homenaje del pueblo soviético a los caídos en la Segunda Guerra Mundial. Estatuas de los héroes rusos están -de hecho aún- por todo el territorio exsoviético, y esto sirve para no perder la memoria histórica, particularmente de una guerra terrible como la que sufrieron los rusos. Tiene sentido desde ese punto de vista.

Sin embargo, las estatuas también sirven para homenajear a personajes importantes en la historia de la humanidad. Así, hay estatuas de Einstein, por ejemplo (como la que se ve en este artículo). Cada país, en alguna medida, homenajea a sus héroes locales, particularmente los que en alguna medida son un parteaguas. Por ejemplo, tenemos el busto de Luis Donaldo Colosio, candidato priísta a la presidencia, asesinado en Lomas Taurinas de la manera más artera. En términos de la vida política de este México nuestro, el hecho es tan significativo que terminó convirtiéndose en un busto (bastante mal hecho), del candidato sacrificado, y que puede verse en la avenida Reforma de la ciudad de México.

En nuestro país, personajes como Cantinflas o Pedro Infante tendrán -seguramente- más de una estatua, hechas algunas incluso con llaves que la ciudadanía dona para poder hacer el monumento en cuestión. En ese caso, la estatua cobra un valor extra, pues nace por iniciativa del pueblo mismo y con los donativos de llaves sin uso, se logra hacer el homenaje en bronce de la persona admirada.

Sin embargo, como en todo, no nos salvamos de los más absurdos excesos. Por ejemplo, véase esta nota de la agencia EFE:

Carla Estrada está feliz por el homenaje que le rindieron con su estatua EFE 27 de Enero de 2006 México, 26 ene (EFE).- La productora mexicana Carla Estrada develó hoy una estatua de bronce en su honor en la "Plaza de los valores" de Ciudad de México, donde fue reconocida por parte sus 20 años de trayectoria artística.

Regalo de por vida

Estrada, quien es reconocida como una de las productoras de telenovelas más exitosas de la televisión mexicana, estuvo acompañada por varios actores como Lucero, Ernesto Laguardia, Arturo Peniche, Sherlyn, Daniela Romo, María Rojo, y Luis Roberto Guzmán, entre otros.

"Este es un regalo increíble que tendré presente toda la vida y podré compartirlo con la gen
te, si no, no tendría ninguna razón", dijo en la ceremonia. Esta escultura, la cual fue elaborada por los mexicanos José Barrera, Antonio Vielma y Alfredo Calvillo, con unos 400 kilogramos de llaves fundidas que fueron donadas por el público. Los escultores dieron a conocer que una réplica de esta estatua, será colocada en los próximos meses en Phoenix (Arizona, EEUU), donde las telenovelas de Estrada han tenido gran éxito entre los hispanos.

Estrada es productora de telenovelas como Amor real, El privilegio de amar y Alborada.
Estrada debutó como productora de telenovelas en 1983, con Pobre señorita Limantur, y desde entonces ha producido más de 20 melodramas.

Me imagino que la Sra. Estrada se siente tan única e irrepetible que una estatua es lo mínimo que se merece.

Todo esto viene a cuento porque leo una nota en MSN, en donde en Veracruz tiraron abajo la estatua de Vicente Fox, la cual iba a ser develada mañana mismo (domingo)... He aquí la nota:

Derriban estatua de FOX

Veracruz, 13 Oct (Notimex).- Cerca de 100 personas, entre ellas jóvenes, taxistas y diputados federales -tres del PRI y uno de Convergencia-, derribaron la estatua del ex presidente Vicente Fox Quesada, cuya inauguración está programada para este domingo.

A las 10:45 horas, aproximadamente, los jóvenes, apoyados por taxistas de Veracruz y Boca del Río, jalaron con una soga la estatua, colocada sobre el bulevar costero por autoridades municipales, y la tumbaron, dañándole el brazo derecho.

Ante los hechos, el alcalde de Boca del Río, el panista Francisco Gutiérrez de Velasco, declaró en rueda de prensa que interpondrá una denuncia penal por el derribo de la estatua de ex jefe del Ejecutivo. El diputado federal priísta, Adolfo Mota Hernández, junto a sus compañeros, Gerardo Lagunes Gallina, Pedro Montalvo Gómez y Robinson Uscanga Cruz, este último de Convergencia, dijo que los veracruzanos no tienen la intención de homenajear a Fox Quesada. En tanto, Gutiérrez de Velasco precisó que la denuncia que presentará será en contra de los diputados Adolfo Mota Hernández y Gerardo Lagunes Gallina, del PRI; el subsecretario de Ingresos del gobierno estatal, Salvador Manzur Díaz, y el diputado electo Raúl Zarrabal, por haber incitado a realizar esta acción. Resaltó tener documentado que varios priístas llamaron en días pasados a jóvenes para destruir la estatua de Fox Quesada.

Asimismo, reiteró que la figura fue un regalo del escultor López Artasánchez.
El gobierno del estado había solicitado, a través del secretario de Gobierno, Reynaldo Escobar Pérez, suspender la develación del monumento, pero las autoridades del ayuntamiento de Boca del Río respondieron que era irreversible, y mencionaron que el ex presidente "ha sido una persona cercana a Boca del Río y Veracruz".

Sin duda alguna, Fox es un personaje de la vida nacional, de la vida pública, que fue presidente de México y por ende, que se le haga una estatua tiene más sentido, en todo caso, comparado con la estatua de Carla Estrada. Sin embargo, es evidente que los excesos de Fox y Martha, la pareja presidencial, su ostentación de la riqueza que de la noche a la mañana han aparentemente obtenido de manera inexplicable o ilícita, amén de la sarta de babosadas con las que Fox ha salido a diario a salpicar las notas periodísticas, han dejado la imagen del expresidente muy mal parada entre los medios, los cuales tienen una extraordinaria capacidad de influencia sobre las personas. Así, no me extraña nada el acto del derrumbe de dicha estatua. Me imagino que el ego de Fox debe estar echando pestes contra todos estos malos mexicanos.

Pero analicemos un poco más estos asuntos. En este país, cuando el gobierno federal hace alguna obra, cuando ésta se inaugura, generalmente se pone una placa que conmemora la fecha de dicha inauguración, pero también se pone el nombre del presidente en turno, como si gracias a él, la obra en cuestión se hubiese realizado. Es decir, el presidente en funciones se vuelve una celebridad y entonces queda para la posteridad las grandes obras que hizo, cuando finalmente es un administrador de los recursos de la nación, y por ende, las obras que inaugure no son un asunto personal, ni estuvo hecho con su dinero ni porque a éle le pareció una obra importante. Se hizo porque el país lo requería y no veo por qué la placa conmemorativa siquiera debiese mencionarlo. Creo que alguna vez alguien -en este país- indicó que ya no se pondrían los nombres de los presidentes en las placas conmemorativas. Simplemente se pondría que el presidente inauguro la obra X o Y, pero sin mencionar su nombre. Eso recuerdo se dijo, pero la vida real y las placas conmemorativas en obras públicas, dicen exactamente lo contrario.

1 comment:

yo said...

No es ninguna gracia que los precisos, los gober's y presis municipales inauguren escuelas, hospitales, plazas publicas, deportivos, bibliotexas, etc., ¡ES SU OBLIGACION Y POR ESO LES PAGAN Y MUY BIEN !
Vaya pues, si de placas y estatuas se trata para reconocer el trabajo de alguien, pues que a cada modesto albañil, carpintero, plomero, hojalatero, pintor, médic@, aqruitect@, maestr@, ama de casa, etc., les hagan su estatua y su placa diariamente para agradecerles su trabajo y por hacer lo que tienen que hacer... ¡o qué?