Monday, August 01, 2011

El camino de Javier Sicilia


Al poeta Javier Sicilia, que reside en Cuernavaca, le mataron un hijo. Apareció con otros cinco o seis cuerpos más, en un coche estacionado. La delincuencia, quizás el narcotráfico, cegó la vida a media decena de jóvenes que en principio tenían un futuro por delante. Nadie puede saber quizás qué fue lo que realmente ocurrió y porqué sus victimarios, decidieron matar a estos muchachos. Lo que sí sé es que esto es una desgracia para todos, particularmente para los padres de las víctimas. Pienso que no hay dolor más grande que perder un hijo porque finalmente, lo natural es que primero se vayan los padres. Pero así es la vida -muchas veces injusta e ininteligible.

El asunto es que antes de este suceso yo no sabía de Sicilia. No sabía que era poeta. Vaya, hoy día no he visto ni leído un solo poema de este señor. No sé si es bueno o malo, pero sí sé que ahora está en boca de todos, pues ha organizado una caravana llamada "paso a paso por la paz", la cual creo ya ha recorrido buena parte del territorio nacional. Pienso que tal vez es una manera de llevar el luto por el hijo perdido (aunque es curioso, no sabemos nada de las otras víctimas), o bien, es una reacción en la búsqueda de justicia, o quizás es una combinación de ambas cosas. El hecho es que Sicilia se ha convertido en un icono de la paz, de búsqueda por que las cosas cambien en este país.

Desafortunadamente, sus ideas no me parecen del todo correctas o sensatas. Sus ideas sobre qué hacer con el problema de la seguridad en el país me parecen equivocadas. Sicilia y caravaneros se han reunido con todo género de autoridades, incluso ya habló con Calderón, en una plática que puntualmente cubrieron los medios de información. Pero todo parece seguir en ese palabrerío interminable de ideas. No parecen verse acciones. Y es que en este país podemos rumiar las ideas todo el tiempo que queramos hasta que agotemos el tema y pasemos a otro. Creo que los esfuerzos de Sicilia, aunque no vaya de acuerdo con muchas cosas que piensa y dice, deberían fructificar en acciones reales, no en más juntas con autoridades que en el fondo, después de los encuentros con el poeta, se les olvida. Igualmente, pienso que Sicilia está metiéndose en caminos que de plano ya van más allá de su propuesta original. Ahora bien puede hablar del narcotráfico que de los migrantes. Como que está perdiendo foco, por no decir, piso.

6 comments:

D.I. Felipe González said...

A mi me parece que la propuesta de Javier Sicilia es que las cosas regresen a como estaban antes, sin perseguir a los grupos del crimen organizado. Es un razonamiento simplista, es creer que el problema va a desaparecer si dejamos de atacarlo. Si bien no creo que la estrategia del gobierno actual en sus tres niveles (ejecutivo, legislativo y judicial) sea la mejor, por lo menos se está rompiendo el Status Quo.

isolani said...

Para mi es algo insidioso creer que convertirse en hippy para la paz, creer que una gira para la paz en caravana sea eficaz pá combatir la delincuencia y la violencia podría cambiar las cosas en el país. No es pragmatico, solo sirve de aliviar por un poco el duelo del alma del padre. Pero lo entiendo bien. Quizás hubniera hecho yo lo mismo.

Javo said...

Pues me parece que hay algunas áreas grises en todo esto: ¿En qué estaba inmiscuido el hijo de Sicilia para que lo hayan asesinado? según esto, había alertado al ejército, pero ¿realmente van a justar a 7 personas y matarlas por esto?
No quiero minimizar el dolor de la muerte de un hijo, pero creo que es una pérdida de tiempo pues "en el pais que no pasa nada" si las acciones no son contundentes, no pasa de un "extrañamiento" (frase idiota usada por los medios) de la sociedad y nada mas.
Creo que aquí habría dos áreas por donde ir: educar al publico para que se enfrente al hampa en grupo, y presionar al gobierno donde la duela para que tome acción y no solo se "pronuncie" a favor de algo (atole con el dedo).
La pregunta es: ¿no habrá motivos políticos apoyando esta camapaña?

Morsa said...

Javo,
Yo no sé qué habrá pasado, pero tus dudas las comparto y me parecen legítimas. No se acaba con seis chamacos nomás por una cuestión intrascendente. Eso no está claro, como tampoco está claro quiénes son las otras víctimas. ¿Por qué sus padres no tienen el show mediáticvo de Sicilia, por ejemplo?

Lo que es grave en México es que cualquier acción -si se alarga, si no se llega a nada- comienza a sospecharse de motivos políticos, de alguien que quiere sacar ventaja, etc.

saludos
Manuel

Javo said...

Morsa,

Lo sospechoso es ¿de dónde saca el dinero para transportarse, comer, alojarse, etc? No creo que con su sueldo lo haga. Alguien debe estarlo "apoyando" y ya sabes que nadie da nada gratis.
Por desgracia ya no se puede creer en "buenas intenciones", y menos cuando no se llega a nada, si realmente hubiera ganas, ya se habrían atrapado "mágicamente" a los culpables. El problema es que las mismas autoridades están implicadas, y nada va a mejorar.

Jorge said...

Hola Manuel:

Curiosamente hoy, este tipo llama "traidores" a los diputados:

http://mexico.cnn.com/nacional/2011/08/03/sicilia-tilda-de-traidores-a-los-diputados-por-ley-de-seguridad-nacional

Sicilia no es más que un "tonto útil", muchos motivos hay para dudar de sus verdaderas intenciones.

Si somos escepticos, es porque ya hemos tenido experiencia con esta clase de "luchadores sociales".

Como siempre un saludo

Jorge Alberto