Tuesday, August 02, 2011

La imagen lo es todo


A mí me queda claro que la publicidad ayuda siempre a las empresas. Se pueden decir abiertamente mentiras pero no importa, porque finalmente la gente no va a discutir por eso. Por ejemplo, hay un anuncio de desodorantes AXE, creo, en el cual el modelo que lo usa se convierte en el blanco de todas las mujeres. Cabe decir que ninguna de las damas que salen en el anuncio es siquiera medianamente normal. No, todas son muy guapas, con cuerpazos, como modelos. Ellas, en el anuncio, se deshacen por atrapar al personaje que usa el desodorante en cuestión. Todos sabemos que esto es una exageración y nadie le dice a la empresa fabricante que no mienta. Si uno les dijera algo hasta pasaría como idiota probablemente.

Pues bien, hoy salió una noticia sobre el primer vuelo "verde" de Aeroméxico. He aquí la nota del Excélsior:

Hace Aeroméxico viaje ecológico a diez mil pies

La compañía mexicana realizó el primer viaje trasatlántico con bioturbosina. El aparato salió del AICM con destino a Madrid

José de J. Guadarrama
La SCT, en coordinación con Aeroméxico y Boeing, anunciaron ayer la realización del primer vuelo transcontinental comercial del mundo, con 270 pasajeros, usando bioturbosina

CIUDAD DE MÉXICO, 2 de agosto.- La Secretaría de Comunicaciones y Transportes  (SCT), en coordinación con  Aeroméxico y el fabricante de aviones Boeing, anunciaron ayer la realización del primer vuelo transcontinental comercial del mundo, con 270 pasajeros, usando bioturbosina.

Se trató del vuelo AM-001 de Aeroméxico, que despegó ayer a las 19:20 horas desde el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, con destino a Madrid, España.

Andrés Conesa, director general de Aeroméxico, comentó que tal acción forma parte de todo un programa de esta línea aérea, en el que se tiene previsto 52 vuelos más, uno por semana,  hacia San José, Costa Rica, durante el presente año, y usando una mezcla de 30 por ciento de este carburante alterno y 70 por ciento de turbosina tradicional.

Durante el acto, Gilberto López Meyer, director general de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), explicó la importancia de este acontecimiento al señalar que con este vuelo transoceánico México sienta un precedente histórico para  continuar con el impulso hacia nuevos cauces en la  investigación en el desarrollo de los biocombustibles.

“La suma de voluntades ha dado como resultado la creación de valor tangible que nos coloca  como país a la vanguardia del combate frontal al fenómeno del calentamiento global”, dijo.

Andrés Conesa, director  general de Aeroméxico, destacó que pese a que el uso del biocombustible no es una operación rentable, el programa iniciado con esta empresa responde  la necesidad de colaborar con el cuidado del ambiente.

Pero incluso, al referirse a esta nueva experiencia, dijo que “se trata de un vuelo verde en todos los sentidos”, no sólo  en el tema  de biocombustible.

Los alimentos que se servirán a bordo fueron elaborados con ingredientes orgánicos y todos los materiales desechables son biodegradables.

Durante el vuelo los pasajeros podrán separar, además, su basura, en orgánica e inorgánica.

La bioturbosina utilizada para el vuelo AM-001 fue suministrada por Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA).

José Luis Barraza, presidente del consejo de administración de Aeroméxico, dijo que una vez que en Estados Unidos el presidente Obama y el Congreso llegaron a un acuerdo en relación al techo de deuda, “eso tranquiliza muchos los mercados”, a quienes pensaban viajar.

Comentó que Aeroméxico podría sumar un millón de pasajeros más en 2011, frente a 2010, y que tan sólo en el segundo semestre transportará ocho millones de viajeros.

Hasta aquí la nota.

Si analizamos un poco la nota, deberíamos entender que ningún combustible es "verde". Todos, lean bien, todos, contaminan en mayor o menor grado. Los argumentos de la aerolínea causan hasta risa, porque hablan de que no solamente el vuelo es verde, sino que los alimentos son todos orgánicos y se usan elementos desechables biodegradables. Me gustaría ver por ejemplo, esos cuchillos y tenedores biodegradables. Lo más probable es que sean de plástico, el cual pueden pasar cientos de años sin que se degrade. Para colmo, la producción de biodiésel no es de lo más ecológica que exista. He aquí lo que dice la Wikipedia:

El impacto ambiental y las consecuencias sociales de su previsible producción y comercialización masiva, especialmente en los países en vías de desarrollo o del Tercer y Cuarto mundo generan un aumento de la deforestación de bosques nativos, la expansión indiscriminada de la frontera agrícola, el desplazamiento de cultivos alimentarios y para la ganadería, la destrucción del ecosistema y la biodiversidad, y el desplazamiento de los trabajadores rurales.

Y entre otras cosas:

El biodiésel puede contener pequeñas cantidades de agua, pero son problemáticas. Aunque el biodiésel no es miscible con el agua, es higroscópico como el etanol, es decir, absorbe el agua de la humedad atmosférica. Una de las razones para que el biodiésel sea higroscópico es la persistencia de los mono y diglicéridos sobrantes de una reacción incompleta. Estas moléculas pueden actuar como un emulsionante, permitiendo que el agua se mezcle con el biodiésel. Por otro lado, puede haber agua residual debido al tratamiento o como resultado de la condensación del tanque de almacenamiento. La presencia de agua es un problema porque:

  •     El agua reduce el calor de combustión del combustible a granel. Esto significa más humo, mayores dificultades en el arranque, menor rendimiento energético.
  •     El agua causa la corrosión de los componentes vitales del sistema de combustible: las bombas de combustible, bombas de inyección, líneas de combustible, etc.
  •     El agua y los microbios que la acompañan atascan y estropean los filtros de papel para el combustible, lo que a su vez se traduce en un fallo prematuro de la bomba de combustible debido a la ingestión de partículas grandes.
  •     El agua se congela para formar cristales de hielo cerca de 0 °C (32 °F). Estos cristales proporcionan sitios para la nucleación y aceleran la gelificación del combustible residual.
  •     El agua acelera el crecimiento de las colonias de microbios, que pueden obstruir el sistema de combustible. Hay informes de usuarios de biodiésel que han calentado los depósitos de combustible para hacer frente al problema de los microbios.
  •     Además, el agua puede producir picaduras en los pistones de un motor diésel.
Así pues, el biodiésel no es la gran solución verde, es más, suena lógico dudar que ésta sea la solución para hacer viajes trasatlánticos menos contaminantes. Además y por si fuera poco, solamente Aeroméxico usa 30% de biodiésel, por lo que -si bien nos va- estaría contaminando un 30% menos (sin contar los problemas que genera la creación de este tipo de combustibles).

En suma, el anuncio de Aeroméxico no resiste el mínimo análisis. En el fondo es una cuestión mediática. Quieren hacerse pasar por ecologistas, por respetar el medio ambiente, cuando la realidad es que cualquier proceso de combustión interna genera una buena cantidad de contaminantes, de productos de desecho. Pero claro, esto no importa porque nadie va a poner en tela de juicio las buenas intenciones de Aeroméxico, aunque de buenas intenciones esté empedrado el infierno.

4 comments:

Chochos said...

Así como el diesel es muy distinto de la gasolina, el biodiesel es muy distinto de la bioturbosina.

En cuanto a los cubiertos que usan, pues ya decidiste que usaron de plástico sin tener evidencia alguna. Los cubiertos "verdes" existen. Sería bueno que investigues qué cubiertos usaron, antes de simplemente decidir que pusieron de plástico...

Morsa said...

Chochos,

Lee bien por favor. Dije: "Me gustaría ver por ejemplo, esos cuchillos y tenedores biodegradables. Lo más probable es que sean de plástico, el cual pueden pasar cientos de años sin que se degrade."

Dije que era lo más probable, solamente eso. Si todos los argumentos de Aeroméxico empiezan con esta mentira de proteger al ambiente, de ser "verdes", etc., ¿por qué habría de creerle lo de los cubiertos biodegradables? explícame.

saludos

ahmedalexandro said...

pues recuerdo una vez haber escuchado que la publicidad hoy en día es el arte del engaño.

con sus rebajas de HASTA el 70%, sus letras pequeñas en todos los anuncios, sus "promociones" y así hay miles de ejemplos. me pregunto sera solo en México?

Carlos said...

Desde que vi la nota hace una semana de un viaje similar a Chiapas me pareció un patético intento de publicidad. ¿De cuándo a acá una línea aérea se preocupa por el ambiente? Me suena más com esas extravagancias del siglo XIX en que se organizaban cenas "electricas" iluminadas con bombillas eléctricas y en las que los alimentos se cocinabanban a base de corrientes eléctricas pasadas por la carne o el pollo, y la música se producía con aparatos eléctricos tipo generadores de señales.
Evidentemente ningún combustible está excento de contaminar ya sea en su producción o durante su uso. Tal vez con excepción de la energía nuclear, que por otro lado requiere de un manejo muy cuidadoso.