Saturday, August 06, 2011

Del como perdemos libertades


Resulta que hace unas semanas me regalaron un nuevo teléfono Android. Para sacarle jugo al mismo, me fue sugerido que me hiciese de un plan de datos para así tener acceso a Internet entre otras cosas. El teléfono ya tiene Wi-Fi pero evidentemente la señal 3G me permite estar conectado en cualquier lugar.

Yo sé que esto del Internet puede ser adictivo y por ello, en mi anterior teléfono, no tenía plan de datos, por lo que si me mandaban un correo, tenía que esperar a llegar a casa y ver si había "mail". Vaya, que el correo estará en mi bandeja hasta que llegue. No desaparecerá, pero de alguna manera le entra a uno la necesidad extraña de estar conectado y ver si le mandaron algún nuevo mensaje. Sin embargo, puedo entender las ventajas -en algunos casos- de poder saber quién le mandó a uno correo mientras no se tiene acceso a una computadora.

En fin, que me apersoné en Telcel para contratar un plan de datos. Hay dos que más o menos -estimo- me pudiesen funcionar: uno de 350 pesos y otro de 500 pesos. No me había decidido aún por ninguno de ellos cuando en la tienda Telcel me dicen que para contratar el plan de datos requiero de una credencial que me identifique, que además, debo llevar un comprobante de domicilio -pero no el de la luz (porque no viene el código postal y la delegaciín política), etc. Es decir, en pocas palabras, el trámite requiere de papeleo. El asunto es que ya en ninguna parte -cuando se quiere un servicio o se va a hacer un trámite, se confía en quien lo hace. Hay ahora que demostrar quién es uno y dónde vive, no vaya a ser que sea uno un tramposo y no quiera pagar o se haga ojo de hormiga para cubrir los gastos que ocasione el uso del teléfono. Por supuesto que cuando me dijeron en la tienda Telcel esto, tuve que irme a recabar esos papeles, no sin antes sentirme frustrado y enojado porque no se confía en la gente, en que uno no es un tramposo que quiere sacarle ventaja a la compañía telefónica.

Como estaba en un centro comercial del sur de la ciudad, decidí pasar a cobrar un cheque y ahí encuentro ya un familiar letrero que dice : no a las gorras, lentes oscuros y teléfonos celulares. ¿Por qué esta restricción? Porque algún vivales ya usó su teléfono quizás para indicarle a alguien fuera de la sucursal que algún cuentahabiente sacó una buena cantidad de dinero del cajero y por ende, a una cuadra del banco alguien pistola en mano le robará el dinero, si a la víctima le va bien y no le hacen daño físico. Pero el punto aquí no es si estas medidas son "para nuestra seguridad". El punto es que perdemos otra libertad que ya no recuperaremos. Por definición estas reglas nos hacen a todos potencialmente unos malvados, unos criminales, aunque la inmensa mayoría no lo sea. Por un cretino que hace mal uso del teléfono móvil, pasamos a ser todos perjudicados.

Y si vamos a nivel internacional las cosas no están mejor. Viaje a los Estados Unidos. Por definición las autoridades en los aeropuertos creen que uno es un potencial terrorista e incluso, las autoridades de ese país no se tientan el corazón para exigirle a una viejita que viaja que se quite los zapatos o que se le hará una revisión más extensa. Nadie se salva: niños, adultos, ancianos. Todos son medidos con el mismo rasero. Una vez más, otra libertad que perdimos y que nunca más recuperaremos y todo gracias a los terroristas del 9/11 que acabaron con las Torres Gemelas. Antes la perspectiva de otro ataque todos, todos en verdad, somos potencialmente unos perversos terroristas. Por eso y por otras cosas cada vez me pone más de malas cuando tengo que viajar a los Estados Unidos.

En el ajedrez, por ejemplo, hay algunas reglas draconianas. Por ejemplo, está prohibido el uso del celular. Si a la mitad de una partida suena, el dueño del aparato pierde el encuentro automáticamente. No vaya  a ser usada esa llamada para decirle qué jugada hacer. Y aunque la regla podría ser importante en ciertos torneos, en los que la mayoría de los jugadores participamos, las competencias abiertas, muchas veces estamos obligados quizás a tener encendido el teléfono. Tal vez estamos esperando noticias de alguien que viene de viaje, o de un familiar que tuvo que ser operado de emergencia, qué sé yo... Lo que está claro es que la medida es para todos y los árbitros hasta parecen encantados con ejercer la regla. Puedo entender que podría ser una molestia tener que aguantar que sonaran celulares a cada rato en un torneo, pero quizás podría advertírsele al infractor que si ocurre una segunda vez, se le marcará la partida por perdida. No entiendo esa necesidad de que se aplique semejante medida, que va finalmente en contra de -precisamente- jugar al ajedrez, que es la actividad que se debería promover siempre, de manera estricta y rigurosa.

Puedo entender las reglas y las restricciones. En este país tercermundista tenemos que probar a cada rato quiénes somos, tener credenciales y tarjetas con fotos porque una credencial sin foto la podría usar cualquiera. En muchas ocasiones necesitamos sacar todo género de fotocopias porque hay que probar cuanta estupidez piden aquellos con los que estamos haciendo algún trámite. Eso de es un tercermundismo galopante. En algunos países la licencia de conducir ni foto tiene. Y es que si uno le presta la licencia a un tercero y éste tiene un accidente, el responsable es el dueño del documento. Así, nadie se arriesga a prestarle a nadie su documento para conducir.

Ya no sé si para consolarme debo pensar -como dice Cristina Pacheco- en "aquí nos tocó vivir".

6 comments:

emiliano said...

Creo que deberia desarrollar un poco mas el pensamiento critico, es decir tener BASES por que si se trata de criticar por criticar, lo mejor seria irse a vivir a una pequena rancheria que SOLO al paso de algunos anos se le podra confiar sin necesidad de presentar su identificacion, pero unicamente para algunas cosas basicas; me parece ridiculo que muestre este nivel de raciocinio un catedratico, en este mundo de interaccion humana y sobre todo en una de las mas grandes ciudades del planeta, las cosas ASI funcionan por ahora. YO tengo viviendo 18 anos en paises de PRIMER MUNDO por mi trabajo y eso que dice me parece muy sospechoso que no se requiera fotografia en la licencia de conducir, he vivido en:
Canada, UK, Belgica, USA, Australia ,Singapur y Suiza que califican como paises de primer mundo y en TODOS sin excepción se pide identificacion con foto, comproabante de domicilio y demas para sacar siquiera una tarjeta del supermercado, y no se diga de telefonia celular. Y que conste que digo vivir en esos paises, no solo ir por un par de semanas de visita y asumir que se sabe todo del lugar.
Me parece que es lo uqe tristemente veo en la mayoria de los Mexicanos, se habla MUCHO de lo que no se sabe, o se habla de lo que "oyeron", "leyeron" o imaginaron seria un mejor lugar fuera de Mexico.

Mexico en retrospectiva es lugar con muchos problemas, pero la calidad de vida no es tan mala como se lo piensa la prole.

emiliano said...

Creo que deberia desarrollar un poco mas el pensamiento critico, es decir tener BASES por que si se trata de criticar por criticar, lo mejor seria irse a vivir a una pequena rancheria que SOLO al paso de algunos anos se le podra confiar sin necesidad de presentar su identificacion, pero unicamente para algunas cosas basicas; me parece ridiculo que muestre este nivel de raciocinio un catedratico, en este mundo de interaccion humana y sobre todo en una de las mas grandes ciudades del planeta, las cosas ASI funcionan por ahora. YO tengo viviendo 18 anos en paises de PRIMER MUNDO por mi trabajo y eso que dice me parece muy sospechoso que no se requiera fotografia en la licencia de conducir, he vivido en:
Canada, UK, Belgica, USA, Australia ,Singapur y Suiza que califican como paises de primer mundo y en TODOS sin excepción se pide identificacion con foto, comproabante de domicilio y demas para sacar siquiera una tarjeta del supermercado, y no se diga de telefonia celular. Y que conste que digo vivir en esos paises, no solo ir por un par de semanas de visita y asumir que se sabe todo del lugar.
Me parece que es lo uqe tristemente veo en la mayoria de los Mexicanos, se habla MUCHO de lo que no se sabe, o se habla de lo que "oyeron", "leyeron" o imaginaron seria un mejor lugar fuera de Mexico.

Mexico en retrospectiva es lugar con muchos problemas, pero la calidad de vida no es tan mala como se lo piensa la prole.

Morsa said...

Emiliano,

Tu crítica es de muy mala leche. De entrada, dudo que sepas todos los procedimientos del PRIMER MUNDO, como tú escribes, así con mayúsculas. Debo decirte, porque asumes lo contrario, que estuve unos días en el extranjero, pero el caso de la licencia de conducir lo vi en el condado de Essex, en el Reino Unido, donde viví un año cuando hice la maestría. A mí nadie me lo contó. Lo vi. Por lo cual, tú que viviste en el Reino Unido o no te enteras o crees que tu experiencia es la única cierta.

Y me extraña, que con esa amplia experiencia en la vida y de tantos años en países primermundistas, no te des cuenta de lo que hablo, de lo que critico, que es precisamente como nos van quitando libertades individuales aquí y allá. Ése es el meollo del asunto, cosa que pasas por alto porque curiosamente todos esos años y experiencia de vida en el extranjero no te han hehco entender siquiera eso.

Yo creo que quien tiene dinero, si quiere, debería poder hacer ostentación del mismo. Si se compra un coche de superlujo, debería poder salir a la calle con él sin necesidad de temer que un envidioso se lo raye, o que por este motivo ya se convierta en candidato a ser secuestrado. Si vas a hacer trámites al primer mundo, no te piden dos copias de todo a cada momento. En principio se te cree lo que dices. Te pondré un ejemplo: si has pasado por la aduana en el Reino Unido, verás que hay dos puertas, una en donde dices que traes mercancia u objetos que tienes que declarar y otra en donde dices que no tienes nada que declarar. en principio se te cree que dices la verdad. Si alguien pasa por la de no declarar nada y trae bienes que declarar y lo cachan, se mete en menudo problema. El asunto es que para empezar, se cree en tu palabra. Aquí, en nuestro país no es así. Aquí antes que nada tienes que demostrar montones de cosas, porque este es un país acostumbrado a que puedes mentir y no pasa nada. Por eso hay tantyos "licenciados" que no tienen título o bien, que se hicieron un apócrifo en Santo Domingo. En Canadá, y tengo una hermana que lleva más de cinco años viviendo allá, te creen lo que dices. En principio se asume que siempre hablas con la verdad. La petición de tanto documento es porque en este país nadie te cree nada. Porque en esencia eres culpable y tienes que demostrar que no lo eres. Así ha sido siempre y la "documentomanía"(valga la expresión), es un reflejo de esto. Ése es el punto, experimentado Emiliano, que ni siquiera has comprendido.

Ahora bien, no sé en qué trabajes, pero me queda claro que no entiendes nada de México. Hay más de 50 millones de mexicanos en pobreza y la mitad de ellos en pobreza extrema. Si crees que la calidad de vida no es tan mala aquí, veo que vives en un mundito color de rosa.

Francisco said...

Hay de todo, pero en general coincido en que en Mexico tiende a ser un tramite similar mas engorroso que en EU y Canada, paises en donde ha vivido por once anyos. De Canada soy ciudadano desde hace un anyo.
SI hay licencias de conductor de Estados Unidos, sin fotografia. YO tuve una. Se puede renovar por correo. Y si sirve para algo; yo la usé para canjearla por mi primera licencia de conducir en Canada. Eso fue hace ya varios anyos, puede que haya cambiado.

En Canada, efectivamente, se requiere identificarse. Para un gran numero de tramites la licencia de conducir es suficiente.
Pero para poner un ejemplo, en Calgary, el sistema de metro es precisamente basado en confianza: no hay torniquetes ni nadie te pide un boleto para dejarte subir. (Por supuesto que hay inspectores que dan rondines e imponen multas a quienes sorprenden sin boletos).

Vote por primera vez en una eleccion federal en Canada en Mayo pasado y narre aqui mi experiencia. NO hay credencial para votar, NO le manchan a uno el dedo con tinta indeleble. Muchos menos candados que en Mexico.

Es cierto tambien que es muy facil extrapolar la situacion de un pais por la burbuja en la uno vive. Yo le bromeo con frecuencia a mi esposa: "no pienses que todo el mundo esta tan jodido como nosotros". Mis amigos en Mexico, la mayoria son exitosos, muchos viven mucho mejor que yo. Pero conozco mas de Mexico que mi circulo cercano. Mi familia viene del campo y he sido testigo del abandono literal de los pueblos pequenyos, el HAMBRE en el campo mexicano. Yo lo he visto, nadie me lo ha contado.

Tambien me consta, que parte del problema de exceso de papeleo tiene su origen en la corrupcion. La idea era hacer que el que esta tramitando, termine por "arreglarse" con la autoridad para obtener su permiso. Tambien me consta que se han tomado pasos para erradicar esto, pero hasta donde yo deje de tener contacto con esto, todavia faltaba un largo trecho por andar.

Finalmente, para balancear un poquito el comentario, quiero decir que sí hay ocasiones en las que pienso que el autor de esta columna habla de cosas que no entiende muy bien, concretamente algunos temas de economia y finanzas. Cuando eso suceda, creo que estamos en liberta de no concordar y hacer comentarios de manera positiva que enriquezcan la conversacion.

Morsa said...

Francisco,

Lo interesante del blog no es, desde luego, sólo mi opinión. Creo que como dices, otras opiniones pueden enriquecer cualquier discusión. Lo que me parece fuera de lugar es lo que hace "Emiliano", que de entrada descalifica con argumentos como los que expone.

Otro lugar donde se le cree a la gente es en la Haya, en donde el sistema de transporte jamás te pide el boleto para abordarlo o en Muich, donde el sistema de Metro pienso, es igual al de Calgary.

Y tienes razón, si de algo no sé es de economía y finanzas.

saludos
Manuel

Malopezmx said...

El otro día recibí una carta de Relaciones Exteriores urgiéndome para terminar un trámite que había iniciado en 2004 y que luego por diversas razones había abandonado. Me daban 30 días para hacerlo. Acudí a sus oficinas para explicarles que mi documento migratorio y pasaportes originales estaban en otras oficinas de gobierno (Migración) debido a que estaba haciendo otro trámite con ellos y no sabía si los 30 días que me habían dado eran suficientes. Llevé solamente copias simples de mis documentos. Pues para mi asombro creyeron en mi palabra y pude terminar el trámite con ellos sin necesidad de presentar los originales... no todo en Mexico es tan malo según parece. Aunque sí, en sentido general, en países del tercer mundo la burocracia tiene más poder sobre los ciudadanos... probablemente es una de las razones por las que son países del tercer mundo.