Friday, August 19, 2011

Los problemas del papa

La Iglesia Católica (lo pongo en mayúsculas por hablar de la institución, pero habrá que ver qué me dice Sandro Cohen al respecto), por siglos, ha sido totalmente intocable. Siempre ha mantenido un gran poder y el hecho de que el Vaticano lo siga teniendo, así como el dinero que tiene, no es coincidencia. Los excesos de la Iglesia católica a través de la historia son de una infamia increíble. La Santa Inquisición, por ejemplo, es uno de los capítulos más aberrantes de la propia Iglesia Católica. En términos reales el poder de la Iglesia es una historia de las más crueles acciones por mantener el poder.

A finales del siglo pasado (me parece peculiar hablar así, pero efectivamente, ya estamos en pleno siglo XXI), empezaron a salir notas periodísticas sobre los excesos de los sacerdotes católicos, particularmente en el abuso de niños y jovencitos. La pederastía, un verdadero crimen sexual, se convirtió en un escándalo para la Iglesia Católica. Notas sobre abusos de sacerdotes eran cosa cotidiana y la verdad es difícil tapar el sol con un dedo. Después saldría el padre Marcial Maciel, de los legionarios de Cristo, que tuvo una vida sexual desenfrenada y tenía hijos regados por ahí, entre otros detalles poco halagüeños para alguien dedicado al sacerdocio.

En 1997, a través de una carta abierta al papa Juan Pablo II, ocho ex miembros de la Legión de Cristo acusaron a Maciel de haber abusado sexualmente de ellos y de que ni la congregación ni otros miembros de la jerarquía católica les habían atendido hasta el momento.

Maciel argumentaba que tenía una extraña enfermedad que los niños podían ayudar a aliviar; que se necesitaba una muestra de semen para un examen y un «ayudante» para extraérselo.

Argumentos increíbles y ridículos para un adulto pensante, pero que fácilmente enganchan a un niño o a un adolescente que confía en el padre y le confiere autoridad moral, que incluso incluye hasta el poder pedirle que haga cosas que él no entiende o no le parece que sean buenas; que confía en que si el padre las dice es que deben ser buenas. Este es exactamente el tipo de confianza que deposita un hijo en su padre natural, quien le da indicaciones de hacer cosas «por su propio bien», aunque «ahora no entiende, pero ya entenderá», etcétera. (en la opinión de María Paloma Escalante (antropóloga)).

Como consecuencia de estas acusaciones, Maciel dejó la dirección de la Legión de Cristo en 2004. Tiempo después Joseph Ratzinger —prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe— permitió continuar la investigación canónica contra él por acusaciones de abuso sexual contra niños así como hacia sus compañeros. En el 2006, cuando Ratzinger ya era papa, anunció el cierre de la investigación sobre Maciel debido a su avanzada edad y quebrantada salud,12 ordenándole el retiro del sacerdocio público para consagrarse a una vida de «oración y penitencia».

El comunicado del Vaticano agregó que la decisión se emitió con la aprobación del Papa Benedicto XVI, «después de estudiar cuidadosamente los resultados de una investigación» del departamento doctrinal de la Santa Sede. Señaló que Maciel había sido «invitado» a retirarse a «una vida reservada de oración y penitencia y a no cumplir con su ministerio público».

El Vaticano no dio detalles de las limitaciones en su comunicado, pero el semanario dijo que la orden afectaba a la actividad pública de Maciel, incluida su capacidad para celebrar misas públicas o dar conferencias, presentaciones públicas o entrevistas. La oficina de prensa de la Santa Sede confirmó la noticia al día siguiente.

Jason Berry, uno de los dos periodistas del National Catholic Reporter13 que hicieron público el caso Maciel en los noventa, publicó el 2 de junio de 2006 cómo los miembros de la Legión de Cristo aún trataban de resistirse al castigo de la Santa Sede contra Marcial Maciel. La postura de la congregación religiosa se conoció en un comunicado en donde aceptaba la invitación de la Santa Sede y reafirmaba su compromiso de fidelidad al Papa y servicio a la Iglesia.

En 2010, la Legión de Cristo reconoció a los hijos y los actos de abuso sexual de Maciel, al tiempo que se desvinculó de la conducta de su fundador. Ese mismo año, la investigación del Vaticano sobre los Legionarios de Cristo reveló que «los gravísimos y objetivamente comportamientos inmorales» de Marcial Maciel habían sido «confirmados por testimonios incontrovertibles».

Desde luego que Maciel no recibió castigo alguno por su comportamiento en términos judiciales. Sin embargo, el hecho de que la Iglesia Católica decida que puede tapar las inmoralidades de sus "agremiados", ante la opinión pública no queda muy bien parada.

De hecho, yo tengo la impresión de que la Iglesia Católica está buscando desesperadamente detener esta caída de la "fe", porque ni ellos ya pueden controlar a las masas. La gente ya no es tan proclive a creer en el castigo divino, en el infierno, en esas cosas. La razón es que todos tenemos más información y podemos cotejar diversas fuentes. Si algo va contra la Iglesia y las creencias es la información y en esos términos me es clarísimo que las religiones han perdido -y siguen perdiendo- cada día más adeptos. De hecho, siempre he creído que la Iglesia Católica ha durado demasiado tiempo.

Por ejemplo, veamos el último capítulo de este último papa, Benedicto XVI. Esta es la nota de El Universal:

Denuncian al Papa y piden su detención en España

  • Varias ONG acusaron al Pontífice de proteger a pederastas y exigieron que sea detenido mientras se encuentra de visita en Madrid
  • Interviene policía en manifestación por visita papal
  • Terminó con golpes la manifestación convocada por más de 140 organizaciones laicas y religiosas
Varias organizaciones de feministas y de homosexuales del País Vasco, en el norte de España, han presentado una denuncia contra el papa Benedicto XVI en la que solicitan su detención "en territorio español" por "encubrimiento de pederastas de forma sistemática y organizada".

Benedicto XVI llegó este jueves a España para participar hasta el próximo domingo en Madrid en la XXVI Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), a la que asisten 1.5 millones de jóvenes procedentes de 139 países.

La denuncia, registrada el pasado día 11 ante el Juzgado de Guardia de San Sebastián y a la que tuvo acceso hoy Efe, alude a los casos de pederastia ocurridos en el seno de la Iglesia Católica y recuerda que "no existe inmunidad de los jefes de Estado sobre actos que representen crímenes de lesa humanidad" .

El texto recuerda que "cualquier tribunal puede ejercer la jurisdicción universal" sobre delitos como "los actos generalizados de tortura, abusos sexuales y encubrimiento de los mismos, apología de la misoginia y la homofobia y persecución por motivos políticos, étnicos, de género o de orientación sexual".

El escrito exige a las instituciones públicas que la Iglesia Católica "deje de recibir dinero público, que a sus agentes no se les permita acercarse a los menores de edad, y que su jerarquía sea investigada por posibles crímenes contra la humanidad".

La denuncia reclama que "se proceda a la detención e ingreso en prisión sin fianza" de Joseph Ratzinger "hasta la celebración del juicio donde se dicte sentencia conforme proceda en Derecho".  

Hasta aquí la nota.

Me llama la atención que en un país como España, católico por tradición, el cual llevó a América al catolicismo, enfrente esta reacción totalmente fuera de lugar considerando que una visita del papa se consideraría un honor y no lo contrario. Esto sin duda habla de que ya hay voces, de cierta importancia, que se oponen a estos excesos de la Iglesia Católica, empezando por el lujo con el cual van a esas visitas de "Estado".

En México, por ejemplo, el Vaticano siempre ha estado contento porque el país le guarda gran respeto y admiración al papa anterior, Juan Pablo Segundo, amén de que México engrosa ls cuentas bancarias del Vaticano, sin lugar a dudas. Tan es así, que ayer llegó un paquete con las reliquias del "ahora beato" Juan Pablo Segundo. Entre ellas hay una gota de sangre que supuestamente era de este señor (cosa que no estoy seguro que pueda mantenerse de manera líquida como parece ser, de acuerdo a un par de fotos que he visto en los medios).  Estas reliquias se llevarán a no sé cuántas iglesias católicas en el país en una peregrinación nunca antes orquestada. Pensemos en esto y observaremos que solamente les parece interesante a los jerarcas de la Iglesia Católica (y probablemente a los creyentes), andar paseando objetos que pertenecieron a un papa que ya se murió. Como es noticia y los medios están ávidos de la misma, se publica, y se ve a más de un prelado cargando con cuidado y cariño inconmesurable esta cajita especial con la gota de sangre como si fuese más valioso que -no sé- una montaña de oro o mejor aún, un triunfo de la selección mexicana de futbol.

Así las cosas en este mundo extraño, en donde poco a poco, me da la impresión al menos a mí, de que las religiones están de capa caída y que además, pienso, no hay forma de revocar esto que les está pasando. La ciencia es el antídoto ante tanta creencia inútil que me parece, ha hecho más mal que bien desde hace muchos, demasiados siglos.

6 comments:

NOLIN-2006 said...

Permítame diferir de su punto de vista respecto a la visita del Papa a España, en su calidad de máximo representante de La Iglesia Católica, de la cual nadie con un poco de cultura puede negar que es LA INSTITUCIÓN más antigua de la humanidad.

El encuentro entre el papa Benedicto XVI y los jóvenes de todo el mundo, con motivo de la XXVI Jornada Mundial de la Juventud, en Madrid, del 16 al 21 de agosto, no es ni pretende ser un enfrentamiento contra el secularismo, menos contra la laicidad y tampoco contra la llamada Dictadura del Relativismo, pero sí que ha provocado una evidente confrontación en esas propuestas que suelen afirmar, como si fuese verdad absoluta, que Dios, la Fe y lo religioso ya no forman parte de la cultura de la sociedad contemporánea y que la Libertad Religiosa no debe ser contada entre los derechos humanos, sino suprimida.

Estos encuentros del papa con la juventud surgieron en 1986 a iniciativa de Juan Pablo II y se celebran, con la presencia del Romano Pontífice, cada tres años. El primer viaje apostólico de Benedicto XVI fue para participar, precisamente, en la XX Jornada que se celebró en Colonia, Alemania, del 16 al 21 de agosto de 2005. Tres años después, al clausurar la XXIII, el 20 de julio de 2008, en Sydney, Australia, dio a conocer que el siguiente encuentro sería el de Madrid en 2011.

Aunque la Jornada Mundial de la Juventud no va contra nada ni contra nadie, sí confronta al laicismo porque no deja de ser una cachetada que los jóvenes le asestan al secularismo cuando proceden de más de 80 países, en número que supera por mucho el millón de peregrinos, para reunirse con un hombre anciano, que aunque descalifica la búsqueda del placer de los sentidos, que algunos jóvenes tanto les agrada, es reconocido y aclamado por ellos mismos como el líder en quien confían.

¿Cuál de los líderes del mundo tiene hoy la capacidad de convocar a más de un millón de personas, procedentes de todos los países, durante una semana, en una ciudad? Nadie, ninguno de ellos, solamente el Papa. Algo debe de tener él que despierta tal interés en los jóvenes. En esto consiste la cachetada al laicismo militante, que no tiene todavía una respuesta bien armada que le permita explicar este fenómeno, que sólo consigue analizarlo como socio-antropológico, pero que es un movimiento humano masivo en respuesta a la Fe, algo que el secularismo se niega a reconocer.

Es una posición cómoda y muy a la moda dentro del mundillo intelectual atacar todo lo que a religión suene, o incluso, sin hablar de ninguna de las múltiples religiones que actualmente existen en el mundo, el simple hecho de hablar (bien por supuesto) de Dios es tan mal visto como lo era el declararse homosexual en la época en la que vivieron mis abuelos.

Siempre hay grupos que se van a sentir agredidos por todo, en particular por la Iglesia Católica, incluso de eso se mantienen vivos de su falsa "paranóia persecutoria" que la han sabido modelar y capitalizar para su propio beneficio.

Grupos de homosexuales, lesbianas, comunistas, judios-sionistas, judíos-masónicos, etc, bajo el abrigo de las ONG's, que no son otra cosa que instituciones parásitas, claman por toda una serie de libertades y derechos, que según sus propios y convenientes puntos de vista, siempre se ven afectados, agraviados y ofendios hasta porque vuela una mariposa cerca de ellos.

Los grupos arriba mencionados, que tanto claman por la tolerancia, aceptación y sana conviviencia, son los primeros intolerantes con la libertad de culto, en particular con la Iglesia Católica. Cabe mencionar que la Constitución de Los Estados Unidos Mexicanos habla de la libertad de culto más no de una libertad religiosa. Por lo cual es un delito que un funcionario público haga mención a su Fe religiosa.


Le mando un cordial saludo y lo felicito por sus participaciones en La Oveja Eléctrica de Canal 22.

Atentamente,

NOrberto LINares Arteaga

"NOLIN" para los cuates (Activo en la red desde 2006!)

Morsa said...

Hola, Nolin-2006,

Gracias por tus comentarios.

Nadie ha puesto en tela de juicio que la Iglesia es una de las instituciones más antiguas de la humanidad, quizás la más antigua.

Yo no he dicho que Dios, la fe y lo religioso no sean parte de la cultura de la sociedad contemporánea. Lo que he dicho es que las expresiones en contra de la visita del máximo representante de la iglesia católica, en un país por tradición católico como España, habla de que las cosas han cambiado. Antes era un privilegio que el papa visitara a un país. Ahora se discute por qué habrá de otorgárseles no sé cuantos recursos que pagan sus habitantes para una visita de esta naturaleza.

Yo creo que la libertad religiosa se sigue dando. Lo que también creo es que no se puede pretender que todos estemos de acuerdo con una institución que tiene un curriculum por demás infame, desde tiempos inmemoriales. Hoy día se siguen discutiendo las barbaridades de los sacerdotes pederastas, incluyendo a Marcial Maciel. No se puede, Nolin-2006, tapar el sol con un dedo, y menos en esta época de información masiva.

Me es verdaderamente indiferente si el papa organizó la visita don años de anticipación. Ése no es el conflicto. El problema es que, le guste o no, Nolin-2006, es claro que la iglesia no tiene la fuerza de antaño. vaya, sus "poderes" han sido cadea vez más limitados por los Estados. Por ello incluso hay una división entre el Estado y la Iglesia. Pretender decirme que hay millones a favor de lo que dice Benedicto XVI no quiere decir que no haya millones que ya no le creen a la Iglesia ni a su representante supremo. Y seamos francos, la figura de una persona como el papa, cuyas palabras no admiten siquiera oposición, porque entiendo de la infabilidad papal, pues ya no se la cree nadie. ¿O Ud. se la cree? Yo tampoco.

La visión, repito, de que la Iglesia católica tiene tantos adeptos y tanta presencia es una cuestión de con que ojos lo mira. Puedo apostarle que como líder de opinión, el papa no las tiene todas consigo. La información y la capacidad actual para poder hacerse de información casi instantáneamente es un duro golpe al oscurantismo, cosa que la Iglesia ha visto con buenos ojos. Los conceptos de la Iglesia son anacrónicos: ¿no al condón? entonces traigamos más seres humanos al mundo aunque no tengan qué comer. ¿es que el sumo pontífice no ha oído hablar de la sobrepoblación? ¿no se ha enterado de que es el quinto jinete del apocalipsis? Vamos, que este planeta y sus humanos que lo viven, o lo administran o al final de cuentas vamos a acabar con él. jamás he escuchado al papa decir nada sobre la población mundial. ¿ya vio lo que pasa ahora en Somalia? Pero NO al condón. Interesante.

Yo no hablo de que los grupos en contra se sientan perseguidos, a todo esto. Yo hablo simplemente de que es de llamar la atención que un país como España tenga que lidiar con protestas por lo que hace años hubiese sido un privilegio: que el papa los visitara. Algo huele mal en Dinamarca, si me permite la expresión.
Saludos
Manuel

Ps. A mi padre le decían NOLÍN, pero por MaNOLíN...

emiliano said...

Yo en persona vi estas manifestaciones en Madrid y se las describo a continuacion:

los jovenes y no tan jovenes que asistieron al evento tenian algo en comun: el entusiasmo, cientos cantaban se conocian y esperaban el inicio del evento por que tienen sus creencias en esta filosofia catolica, ahora viene el encuentro con los grupos protestantes:
vienen muchos de ellos vestidos de una manera rimbombante digamos a ojo de buen cubero 220 personas, los chicos gay con atuendos graciosos, muchos casi desnudos; las chicas un poco mas conservadoras en su mayoria con vestimentas digamos muy masculinas, camisa a cuadros pantalon vaquero, botas, chamarras de piel, etc. Se presenta este grupo y comienzan a practicar actos sexuales de moderado (besos boca-boca) hasta los mas atrevidos llegando incluso a felaciones. Este grupo con letreros mostrando su repduio al papa, e insultando a las personas llamandolos RETARDADOS, brutos, borregos, paletos, ignorantes y demas palabreria.

En donde termina mi derecho de expresarme y respetar el derecho de otros? Yo personalmente no soy Catolico pero si algo me inculcaron desde pequeño, es el respeto por las ideas de los demas aunque no las comparta. AHora, llega la TV y prensa en general, y obviamente el programa que usted vio, o leyo muestra totalmente fuera de contexto la situacion centrandose en lo que va a vender y generar polemica, grupos de lesbianas y gays clamando por la detencion del papa. Acaso leyo usted algun reportaje en TV abierta mostrando que mensaje intentaba transmitir el papa, claro que no por que eso no vende, quien en su sano jucio le gusta que le digan que debe ser fiel con su pareja, que debe de trabajar honestamente y no robar, que debe de ser buen vecino, buen compañero, claro a nadie, por que esto va en contra de tener un par de amantes, esto va en contra de ser un tranza y consguir mas dinero como sea, incluso robado.

Asi que incluso estadisticamente esta infima minoria no es representativa del grueso de la poblacion, diria yo son un grupo de revoltosos que quiere dar a concer su mensaje de cualquier manera. Y ami que la iglesia catolica pierda o no presencia y poder me tiene sin cuidado, ya que como comente anteriormente no soy practicante de esa filosofia.

usted menciona la ciencia como respuesta?? le pregunto que ciencia? la que esta reconocida actualmente? la que debe de ser critica y aceptar que nuevo conocimiento puede cambiar totalmente los establecido aun si estuviera totalmente erroneo?

Recuerde el discurso del metodo de Descartes, la mente humana al estar ligada al mundo material es muy facil engañarla y cometer errores, asi que como llegar a la verdad absoluta aquella que esta incluso mas alla de nuestras imperfectas mentes?

nadie tiene la respuesta hasta ahora. Me parece que usted solo repite lo que se ha dicho cientos de veces, y no es su culpa, por que al fin de cuentas usted tambien esta bajo los efectos de la imposicion mediatica. Pero un poco de incredulidad a veces viene bien, y tal vez preguntar Por que? algunas veces, no cree usted?

Morsa said...

Emiliano,

En mi opinión estás confundiendo peras con manzanas. Sin duda para mucha gente la vista del papa a España esd una alegría y un privilegio, pero evidentemente lo que apunto es que estas manifestaciones en contra simplemente no existían. Yo vivo en México y me parece inimaginable este tipo de manifestaciones, a partir de que México es probablemente un 90% católico y además, somos un país consentido del Vaticano porque aportamos mucho dinero a la Iglesia. Si no fuese así, ni caso nos harían.

Entiendo que de las manifestaciones de los grupos que menciona pueden rayar en el absurdo y en el mal gusto. Para muchos caulquier manifestación pública significa hacer desmanes, violar las reglas más elementales de la convivencia ciudadana, etc., y todo eso es reprobable.

Ahora bien, la visita del papa vende, esté donde esté. Ahí no coincido que si el papa tiene palabras bondadosas o si habla de trabajar honestamente, eso no salga en los medios porque no vende. No es cierto. Lo que diga el papa vende. Eso no se puede ni siquiera ponerse en tela de juicio. Ahora bien, usted puede protestar contra todas las malas maneras y modos de los manifestantes en contra del "vicario de Cristo", pero le recuerdo que la iglesia tiene una historia de infamias a través de los siglos que no se puede desdeñar. Pero no vayamos cientos de años antes, sino a fines del sglo pasado, que se destaparon los exccesos sexuales, la pederastía de los sacerdotes y la complicidad del propio papa actual para, por ejemplo, no castigar como se merece a Marcial Maciel. Así pues, si se escandaliza porque incluso hay jóvenes lesbianas y gays prácticamente teniendo sexo en público, habría que escandalizarse más aún con los crímenes de estos pederastas, tan bien vestidos con sus túnicas, tan de hablar con bondad y "sabiduría". Así que pongamos las cosas en su justa proporción.

sigue...

Morsa said...

del anterior...

A usted, Emiliano, que la Iglesia pierda importancia le puede parecer intrascendente, pero no lo es para una institución como la Iglesia Católica, que lleva tantos siglos de control y de riqueza.

Con respecto a la ciencia, me refiero a la química, a la física, a las matemáticas, que han quitado ese velo de misterio a muchísimos fenómenos naturales. Ahora todos sabemos que los terremostos son por el movimiento de las placas tectónicas y no porque Dios nos ha mandado un castigo por portarnos mal. Y es sólo un ejemplo. La ciencia es el antídoto de la ignorancia y la Iglesia ha mantenido como ha podido esta ignorancia. Le pongo ejemplos: los santos. Se supone que para convertirse en santo hay que pasar rigurosas pruebas de la Iglesia. Tienen que confirmarse milagros hechos por los candidatos. Le puedo apostar que no hay forma de demostrar que algo es estrictamente un milagro. No bastan los testimoniales. En lo que se refiere a medicina, por ejemplo, no faltan historias de gente con cáncer terminal, que comió x fruta procesada quien sabe como y unos meses después no tenía ni rastros de cáncer. Todos esos son testimoniales, pero habría que ver historias clínicas y realidades antes de aceptar cualquier cosa que se diga.

A todo esto, Descartes está más que superado. Han pasado muchísimos años desde que dijo semejante frase. La ciencia ha demostrado su poder de predicción y es poderosa. La medicina se basa en la ciencia y no en la fe, o en las creencias religiosas, o en el mero afán de sentirse curado por un acto divino. No, Emiliano, se basa en lo que ha llevado tantos años entender a través de la práctica del método científico, que no es infalible, pero no tenemos más.

En cambio, obsérvese la Iglesia: La infabilidad del papa. ¿Es que acaso el papa no es un ser humano? ¿En serio alguien cree que el papa tiene contacto directo con Dios, por ejemplo? Vamos, que la dictadura que impone sobre las ideas de los creyentes del cstolicismo es bárbara.

A todo esto, soy físico, y ¿sabe? estoy entrenado para la incredulidad, para dudar de todo. No en balde pasé muchos años en las aulas. Le recuerdo que la escuela no informa nada más, también forma a la gente y en algunos casos los deforma. En suma, su postura de desdeñar la ciencia es absurda, porque actualmente sin toda la ciencia que tiene y que ha desarrollado el ser humano, podría vivir lo que se vive actualmente.

NOLIN-2006 said...

Sr. Manuel:

Como estudiante de La Licenciatura en Filosofía, pienso hacer mi tésis en Historia de la Religiones, y como buen estudioso de las mismas tengo pleno conocimiento de las aberraciones que se han cometido en nombre de La Iglesia Católica, como La Santa Inquisición recomiendo leer el libro que era uno de los "manuales" de La Inquisición, el "Malleus Maleficarum" (del latín, El Martillo de las Brujas) de 1486 (Kramer y Sprenger), en Alemania, durante el Papado de Inocencio VIII.

Ayer comiendo junto con mi novia y un amigo mútuo, post-doctorado en física por cierto, que está de visita en el país, nos comentaba sobre un gran físico mexicano de verdadera fama mundial, de verdadero calibre que fue el Dr. Marcos Moshinsky y su membresía en la Academia Pontificia de Ciencias. Busqué información y pongo un fragmento de lo que encontré:

"Ciencia y religión, oposición artificiosa"

El físico Marcos Moshinsky, uno de los científicos más connotados de la UNAM, habla de su pasión por una disciplina que le da satisfacciones y nuevos saberes

Ricardo Cerón
El Universal
Martes 14 de noviembre de 2006


En el segundo nivel del edificio principal del Instituto de Física, se encuentra el cubículo de uno de los científicos más longevos, reconocidos y productivos de toda la Universidad Nacional Autónoma de México: Marcos Moshinsky.

En la entrada de ese cubículo dos imágenes llaman poderosamente la atención.
La primera es un cartel pegado en la puerta, donde aparecen destacados físicos de principios del siglo XX, como Albert Einstein, Marie Curie y Max Planck.

La otra, es una fotografía colgada sobre la pared, a un costado de la puerta de entrada. En esa imagen, Marcos Moshinsky saluda al papa Juan Pablo II.

-¿Cuándo conoció al papa Juan Pablo II?

-Fue cuando ingresé a la Academia Pontificia de Ciencias, aunque no me acuerdo bien la fecha. Es una academia cuyo objetivo es hacer notar que la Iglesia católica no tiene ninguna pelea con la ciencia.
En particular, el papa Juan Pablo II sabía que la ciencia es un bien para la humanidad y que ésta se debe utilizar para mejorar a la humanidad y no para hacerle daño. Por eso en las reuniones anuales de la Academia Pontificia se discuten diferentes temas científicos.

-Pero ha habido algunas confrontaciones entre la Iglesia católica y la ciencia.

-Esas son provocadas por los malos católicos (ríe). Esa contraposición de la ciencia y la religión es completamente artificiosa, es utilizada por gente que no comprende ni a la ciencia, ni a la religión.

-¿Entonces la religión no está peleada con la ciencia?

Definitivamente no. La religión católica, judía y muchas protestantes no están peleadas con la ciencia. Lo que sí habría son algunas ramas, sobre todo en Estados Unidos, que se oponen a que se enseñe en las escuelas algunos conocimientos científicos, como por ejemplo, la Teoría de la Evolución.
En realidad no hay ninguna oposición en principio entre la ciencia y la religión, siempre y cuando ambas quieran actuar dentro del campo que les corresponde. La religión quiere incidir en un comportamiento moral humano, mientras que la ciencia trata de averiguar cuáles son los orígenes de las cosas.

-En ese sentido, la física es de las disciplinas científicas que buscan explicar los fenómenos desde su origen.

-Claro, la física es una disciplina extraordinariamente interesante, porque uno se pregunta el porqué de los fenómenos que ocurren en nuestro alrededor. La física le da respuesta primero a las preguntas más inocentes que uno hace, pero después a preguntas más profundas.
...(fin del fragmento)

¿Ya ve usted cómo no hay conflicto entre VERDADEROS CIENTÍFICOS Y VERDADEROS CATÓLICOS?

Saludos,

NOrberto LInares