Wednesday, January 18, 2012

Carta al delegado de Benito Juárez


Sr. Jefe delegacional Mario Palacios
Delegación Benito Juárez

Hace más de un mes ocurrió un sismo en la ciudad de México. Yo estaba en ese momento en el teatro Teresa Montoya, que pertenece a la delegación que usted dirige. Cuando empezó el sismo se fue la luz y salimos rápidamente a ciegas. Las puertas de emergencia estaban aseguradas con candado. No pasó nada, afortunadamente, pero hubo un potencial riesgo de una catástrofe. Ver aquí para más información.

Ante esto, escribí a Protección Civil de su delegación, al Sr. Alfredo González Barrada al respecto, indicando que ese teatro (no quiero ni imaginar otros), no tiene las mínimas medidas de seguridad para quienes concurren a él. Le indiqué que hacían falta puertas de emergencia reales, de esas que tienen una barra que al presionarla se abren automáticamente (sonando una alarma para evitar abusos, por ejemplo). Igualmente, debía haber luces de emergencia por si el suministro de corriente eléctrica falla y guías luminosas (como hay en los cines y aviones), en el piso, que indicaran los pasillos perfectamente.

A través de la cuenta del Sr. Víctor Mauricio Miranda Ortiz, que trabaja  con el Sr. Alfredo González Barrada, recibí el siguiente comunicado el día 21 de diciembre del 2011 (está transcrito tal y como lo escribió):

estimado Sr. Lopez en respuesta a su peticion de fecha 11 de diciemmre del presente mes y año, en el cual
solicita mayor atencion en la cultura de la Prevencion y Proteccion Civil, le informo que se tomaron medidas para
que dicha situacion no se repita nuevamente por lo que agredecemos su valiosa Observacion para asi
porder dar un mejor y optimo servicio a los ciudadanos.

sin mas por el momento, aprovecho la ocasion para enviarle un cordial saludo

A t e n t a m e n t e.



Alfredo Gonzalez Barradas
Subdirector de Prevencion del Delito

Fuera de la falta de acentos  y mala ortografía del mensaje, le volví a escribir al Sr. Miranda para que me permitiera ver que efectivamente se habían implantado las medida de seguridad. He aquí su respuesta del 10 de enero del 2012:

Sr. Manuel Lopez Michelone ante todo feliz año y una disculpa por la tardansa a su peticion
se que para usted es de sjuma importancia asi como apara nosotros la prevencion en caso de alguna contingencia 
como la del sismo u otra, le reitero la disculpa por la demora y esperando y no quitandole su valioso tiempo
pueda acompañarnos en un recorrido a las instalaciones ya mencionadas el proximo martes 17 de enero a las 10 de manña

sin mas por el momento, aprovecho de nueva cuenta para enviarle un cordial saludo

Pues bien, el día 17 de enero del 2012 estuve a las 10 am y apareció el Sr. Miranda. También apareció la Sra. Rosario Ábrego, encargada de dicho local. El de protección civil no fue porque "tenía mucha carga de trabajo". Les dije que yo también tengo mucha carga de trabajo y fui a la cita. ¿Entonces? Qué falta de respeto del de protección civil, que parece que lo único que le importa es su sueldo y portar un bonito chaleco de color chillante en las ocasiones que lo merezcan. ¿O no vino porque sabía el resultado de esta situación?

La Sra. Ábrego empezó diciendo que en el momento del sismo las puertas estaban abiertas (cosa que es una mentira que le señalé). Mintió contínuamente como si yo estuviese en su contra. Nunca entendió dicha señora que el que haya estas medidas de seguridad es por el bien de todos y que en lugar de decir mentiras, debería exigir que se pusiesen en donde trabaja.

El asunto es que en la inspección visual se mostró que no se hizo nada. No hay puertas reales de emergencia. No se cambiaron. No hay luces de emergencia, no hay tiras luminosas en el piso. En resumen, me pregunto: ¿para qué me citó el Sr. Miranda si nada se ha hecho? Ha pasado más de un mes desde el sismo y nada ha cambiado. Se me dijo que se han mandado los oficios pero que los recursos no se los han dado. Pero la realidad es que protección civil de su delegación es una mentira, una simulación. Es no hacer nada y solamente pasarse la bolita. Lamentable en todo sentido.

Este asunto es de máxima prioridad. La vida de todos está en peligro cuando ya sabemos que vivimos en un país de alta sismicidad y además, que los sismos no avisan. Eso sí, el gobierno sí puede pedir estas medidas de seguridad a la iniciativa privada, pero el gobierno mismo no hace lo propio. Digamos que todo se reduce a: "hagan lo que digo, no lo que hago".

Así pues, quisiera ver que se tomen las acciones por la seguridad de todos. En esa ocasión yo estuve en el teatro, pero su puesto de delegado no le da escudo contra un sismo y pudiese ser usted el que esté en una situación de crisis sísmica. Nadie está a salvo. Morirse por negligencia de terceros, por estupideces de otros es lo peor que le puede pasar a uno. Después ocurren las desgracias y el gobierno sale con fiscalías especiales para deslindar responsabilidades. Pregúntenle a las víctimas del News Divine, de la Guardería ABC, por ejemplo.

Por ende, le pido de la manera más atenta que ponga orden y que haga lo que tenga que hacer para que se cambien esas puertas, para que se ponga la alarma si se abren (esas puertas sólo se abren por dentro). Que haya luces de seguridad y tiras luminosas en el piso. Por favor, a ver si se puede dejar este país de simulación. Lo que me queda claro es que su delegación no parece importarle realmente la ciudadanía. Es vergonzoso su actuar.

Yo lo hago responsable a usted en caso de que ocurra otra contingencia sísmica y ocurra una desgracia en su delegación. Iré a la contraloría si es necesario para que las cosas se hagan bien y se ponga orden.

Espero le quede claro que no es un capricho mío, es un problema de vida o muerte. Es por la seguridad de todos, usted incluído.

Atentamente
Físico Manuel López Michelone

______
Post-scriptum

Hoy hablé con el Sr. Alejandro González Barrada y después de informarle todo lo que han leído aquí, me pidió la oportunidad de ver la dificultad, que entendía que no tenía la mínima confianza después del episodio del día 17. Que la semana que viene se comunicaría conmigo y que daría seguimiento a mi caso. Vamos a ver.

A diferencia del problema con Nestlé/Merkaprom, aquí hay más que una promoción fraudulenta, hay una delegación que simula hacer su trabajo y el problema aquí va más allá de lo que pasa con merkaprom y Nestlé. Aquí la problemática incluye la vida misma. El Sr. Miranda fue a la cita del día 17 porque pensó que no iría, pero se llevó una desagradable sorpresa al verme y entonces ¿qué argumento dio? "Yo doy la cara", me dijo. De verdad, este país es una simulación, y para colmo, una simulación poco menos que vergonzosa. Pero eso sí, llenemos la ciudad de pendones con los candidatos que sí saben hacer su trabajo para con la ciudadanía. Pongan grandes mantas los delegados para mostrarnos todos los logros que hacen. No puedo creer tanta simulación. ¿Y después de esto alguien puede creer que este país sirve?

2 comments:

D.I. Felipe González said...

Por lo menos, el temblor te agarró en el Teatro Teresa Miranda, y no en el Cine Teresa (donde en un temblor se cayó parte del plafond del techo sobre una cierta cantidad de pillines).

Mau said...

Acá también se cuecen nueces. El otro día quise denunciar un fraude telefónico, los policías de acá, capital del país de los quesos y el vino, me dijeron que con todo gusto levantaban el acta, pero que no pasaría nada. Que ellos no harían absolutamente nada. Que esa gente es muy difícil de agarrar. Me dio a entender que la gente que caía en ese fraude era por idiota.

Pero bueno, me da gusto ver que hay alguien que toma acciones cuando algo no le gusta. Felicidades eres uno entre miles. No te des por vencido, que la mediocridad infinita de la mayoría no te seduzca nunca.