Friday, January 06, 2012

¿Esfuerzo o talento?

Ustedes decidan:

4 comments:

Meithan West said...

En la mayoría de los casos en prácticamente cualquier disciplina, esfuerzo.

Pero en algunos casos excepcionales, existe un talento innato que hará que el nivel que el individuo puede alcanzar, a través del esfuerzo y el trabajo, sea inalcanzable para otros individuos que nacieron sin el talento, por muchas ganas que le echen.

Esos individuos son los Mozarts, los Kasparovs, los Einsteins, los Ussain Bolts, etc.

Imaginemos que hacemos una gráfica en la cual el eje X representa esfuerzo, trabajo y dedicación invertidos en mejorar alguna actividad, y el eje Y representa el nivel de desempeño alcanzado en esa actividad.

Mi conjetura es que la curva de aprendizaje que se podría trazar en esta gráfica tiende a aplanarse y volverse más o menos asintótica a largo plazo (hacia la derecha), de manera que cada ser humano tiene un nivel de desempeño "máximo", asintótico, el cual, una vez alcanzado, no puede mejorarse ya sustancialmente así uno se entrene muchísimo.

Pienso que el talento innato es lo que determina cuál es este nivel máximo, la posición de la asíntota, y es algo con lo que se nace.

shoshenskoe said...

Como usted ya lo había expresado en un post sobre ajedrez (no recuerdo cual)...
Al inicio talento (al menos se requiere un mínimo), después esfuerzo (a todo lo que da).

Ahora bien, creo que antes habría que tener el valor de intentar hacer las cosas. Cuantos se quedan sin siquiera empezar.
Claro, esto último no para dedicarse ya de lleno, sino a manera de conocer si me gusta o no.

Es cierto que hay sujetos que tienen un talento nato, aun así tendrán que hacer su esfuerzo para llegar a ser mejores. Y, si no son conformistas, llegarán más alto si se esfuerzan.

Para mi el esfuerzo siempre es condición necesaria tanto para sujetos con talento, como los que no lo tienen.

El caso de Jordan es interesante, el tipo tenía bastante talento pero no termino ahí.

Ezekiel said...

Incluso El Ogro de Bakú en su libro "Como la vida imita el ajedrez", hace referencia a la disciplina en Michel Jordan: " Cuando entrevistaban a sus compañeros de equipo y a los preparadores de Jordan, todos hablaban de su rigurosa disciplina, no de su habilidad para saltar. [...] La habilidad para poner a prueba sus límites dia tras día y hacerlo con eficacia no era tan visible como su capacidad física, pero era algo innato en Jordan, algo que el fomentó" Kasparov.

Eduardo Aguilar Monterrosas said...

... quizás Meinthan West o quizás solo esta poniendo excusas...