Tuesday, March 31, 2009

La verdadera Iglesia Católica

La iglesia católica desde hace tiempo no las tiene todas a su favor. En los últimos años se ha destacado la pedofilia de algunos de sus prelados, sus excesos, sus delitos pues. Es claro que la imagen de los ministros de la iglesia católica está a la baja y evidentemente han perdido adeptos, pues su credibilidad sobre los principios que soportan sus actitudes están simplemente en tela de juicio.

Por ello mismo, es evidente que la Iglesia Católica debería hacer algo para intentar resarcir su imagen al menos, pero no puede, porque a sus representantes, los sacerdotes, les ganan los sentimientos más reprobables para gente que supuestamente, está dedicada a mantener y soportar los buenos valores, a no pecar, a tratar con una moral que francamente nadie les cree y menos como lo muestra la foto que ilustra este artículo (publicada por el periódico Reforma hoy mismo).
Con arzobispos que llegan en BMW convertible, aunque sea prestado por el Ayuntamiento, lo único que hacen es desprestigiar la ya patética imagen que tiene la Iglesia católica en nuestro tiempo. Simplemente el arzobispo -si tuviese dos dedos de frente- habría rechazado ser llevado en semejante vehículo de lujo, y no porque el hecho sea reprobable per se. Lo es en el sentido que muestra que los sacerdotes son tan humanos como nosotros y caen en la ostentación, en la vanidad, en sentirse únicos e irrepetibles. Si el vecino se siente así por ejemplo, pues muy su problema, pero si el arzobispo actúa igual, entonces algo anda mal, pues todos los valores que dizque representa la Iglesia católica bien pueden irse a la basura. Lamentable foto. Debería darle vergüenza a semejante arzobispo.

11 comments:

Gustavo Muñoz said...

Qué se puede esperar de esa institución y de los hombres que la dirigen. Están muy lejos del hombre y su circunstancia.

Alex said...

Wow, y en otro orden de ideas, de donde sacó el ayuntamiento el BMW convertible? o como justifican ese gasto?

Maria said...

Han de ser legionarios.

Gustavo Muñoz said...

El Ayuntamiento no tiene como para qué tener ese vehículo y encima, con qué justificación social o de gobierno se lo prestan a un jerarca de una iglesia. ¿No es el estado laico? ¿No ganamos eso con la Reforma?

Morsa said...

Ahí están las preguntas, todas me parecen legítimas.

Saludos
Manuel

yo said...

Mas...

Y benedicto 16? Y el oro y finanzas del baticano? Y la vida ostentosamente relajada de la mayoría de obispos, arzobispos y demás integrantes de la jerarquía católica?

Y los pobres del mundo, de Africa, Oaxaca, Chiapas,Guerrero, Nayarit?

Es la mercadotecnia catoliquera vil y despreciable; a eso agreguenle lo demás: pederastia, corrupción, etc

¿Jesucristo vivía así? ¿Jesucristo era el hombre apuesto, limpio, sano, de blanca y tierna sonrisa que nos pintan en las imágenes de las iglesias católicas, en cuadritos, estampitas, etc?

No señores, no! Jesucristo era un carpintero de la construcción, de manos ásperas y rudas, mal rasurado, con fuerte olor a sudor, dentadura sin higiene, ropas manchadas, nada que ver con papamovil, papajet, coronas y atuendos de oro, alfombras rojas, pidiendo limosnas millonarias.

Haz el bien sin mirar a quien, seas ateo, católico, islámico, budista, etc., cada minuto de todos los días y listo

Lo demás es el cochinero

Yixus said...

Aquí una deformación humorística del asunto por un grupo uruguayo muy relajiento:
www.youtube.com/watch?v=9U-U8WuhEGE

Un saludo a Gustavo, que hace poco estuvimos festejando tu cumple con los chavos de Paasel. No sabía que leías a La Morsa

Sexy Girl said...

Dale "chance". Se ve muy contento en el BMW, ademas la sotana y el color de auto hacen buen contraste. Ya nada me sorprende de la iglesia catolica. Lo que si me parecio muy reprobable fue el papa en Africa, exhortando a los africanos para que no usen condon; cuando hay millones de personas infectadas de SIDA en Africa y en todo el mundo

Gustavo Muñoz said...

Que el Papa hable en contra del uso del condón es fundamental en el discurso de la moral sexual católica. No es algo que un Papa pueda cambiar aunque quisiera. Ni en en el tiempo, ni en el lugar geográfico de su discurso. Si lo hicieran perderían legitimidad. Me explico.
Es decir, sin duda está mal, pero ya no pueden decir que siempre sí está bien usarlo. Ellos parten de una idea de hombre, de un concepto de hombre. En esa idea de hombre hay alma y cuerpo. En esa idea de hombre hay cosas que hacen daño al alma por medio del cuerpo: acciones que ofenden a Dios. Es decir, hay pecados. Estas cosas son definidas de modo idealista, nacen de ideas que se formaron sobre cómo y qué es el hombre y Dios. Y además dicen que lo que ellos creen no se lo inventaron ellos, ni pueden inventar algo extra ni quitarle algo al Depósito de la Fe. Es lo que recibieron y tienen que guardar por siempre. De ahí su legitimidad. Pudieron desmarcarse del error de su idea de universo, cuando JPII pidió perdón y formalmente dijo que Galileo tenía razón. Finalmente se trata del universo, del mundo exterior. Pero lo que no podrían hacer sería decir: perdonen señores, ciertamente nuestra idea de hombre, de alma y de pecado estaba equivocada. Esto que antes ofendía a Dios, realmente no lo ofende. El hombre puede poner medios físicos contra la concepción de la vida y Dios estará cool y el alma de ese hombre y de esa mujer no se manchará de pecado. Ya no pueden decir eso. Están condenados a decir lo contrario, con todos los costos que eso significa. Ellos están condenados y los que creen en esa moral surgida de ideas de hombre y no de la realidad. Una moral que claramente no le sirve al hombre real, de carne y hueso, de una psiqué tan diversa y tan multicolorida a través del tiempo y las culturas. Esa moral es pobre, univariada, miope por definición, por su origen.
Este tema una pena, como muchas otras cosas en la fe Católica, que en vez de ayudar al hombre, lo hunde más en sus problemas. En este caso se generan problemas de salud y para los que se creen que es pecado, pero sí lo usan, les crea problemas de culpa, con todo el stress y angustia que eso genera.
No puedo pensar en un escenario más triste, más maldito, que éste en donde hay catolicismo en una sociedad.

Sexy Girl said...

Gustavo, esta bien lo que dices

Pero creo que a la iglesia catolica la mueven intereses mas practicos. Necesitan que las familias tengan muchos hijos y que haya pobreza, porque en esos ambientes obtienen buenos recursos economicos de gente que no tiene nada, excepto su fe.

Dicen que la verdadera razon por la que se decidio que los sacerdotes catolicos no se podian casar fue porque heredarian sus bienes materiales a sus hijos y no a la iglesia. En el fondo saben que sus sacerdotes tienen deseos sexuales y quiza por eso o quien sabe, pero es un hecho que durante mucho tiempo se han hecho de la vista gorda ante sus sacerdotes pedarastas.

La moral cristiana es solo una carta de presentacion, pero en muchos casos los mueven intereses de otro tipo. Y tambien no dudo que haya religiosos catolicos que hagan bien a su entorno

Gustavo Muñoz said...

Algo que sí podrían cambiar en algún momento es el tema del celibato. Al principio, como bien dices, sí podían casarse. Lo que no pueden cambiar es, por ejemplo, permitir sacerdotizas.
Y sí, posiblemente les interese tener gente pobre y ser amigos de gente rica. Y si no pobre, al menos ignorante. De hecho es muy bueno tener ricos ignorantes, de modo que pueda ser manipulado y así parte de su dinero pueda venir a las arcas de la Iglesia.
Lo de la pederastía es un asunto que siempre han querido omitir y esconder. No quieren cambiar el tema del sacerdocio célibe, no les conviene. Entonces prefieren el costo de algunas vidas de pequeños que quedan dañadas, que el daño económico que supondría sacerdotes casados. Otro cochinero de estos cuates.
Pero mira, a mí no me sorprende. Una religión con todos los valores al revés. Donde no se celebra la vida (por más que digan lo contrario, sus reglas frenan la vida, deprimen las potencias humanas), la salud, etc... pues qué queríamos, sino gente torcida por esas ideas que hacen tanto daño. Un problema de contradicción desde el origen no puede más que traer instituciones deformes.
Como bien lo señaló Octavio Paz alguna vez: la contradicción del cristianismo (una de tantas, supongo que se refería el poeta) está en el mismo nervio de esa religión; por un lado se dice que hay que amar al prójimo, que es el mandamiento máximo entre los hombres; por otro se ha visto que cada vez que el cristianismo se encuentra con el otro entonces o lo convierte o lo destruye. Es decir, no lo ama, vaya, ni siquiera lo respeta, que es un estadio anterior al amor. Un problema irresoluble es que está en su definición el tema de la evangelización y eso supone una soberbia militante en la que se cree que lo que ellos creen es la verdad por encima de cualquier creencia del otro. Ese es el principio del no-respeto, para no hablar del no-amor.
Pero no ríamos, ¡pobre humanidad que se ha infestado de esta ideología! Es una pena.