Sunday, May 01, 2011

Software instalado sin autorización


Hoy día hay prácticamente todo género de aplicaciones para prácticamente cualquier plataforma de cómputo. Desde luego, es evidente que la plataforma más popular tendrá más programas para comprar o descargar, incluso de manera gratuita. La razón de esto es meramente comercial: los desarrolladores tienden a irse a plataformas en donde hay más usuarios, pues así hay más chances de que sus productos sean usados e incluso comprados.


Pues bien, hoy mismo estaba buscando un programa para convertir los archivos wav de la serie 16 peones, a mp3, pues así ocupan menos espacio, algo así como el 10 a 15 por ciento del archivo original wav (de 40 megas a 4 o 5 megas, la reducción es notable). Hallé uno: NCH Switch Audio File Converter, el cual no tiene restricciones si se va a usar para fines no comerciales. Lo bajé y empecé la conversión de los 50 archivos, cosa que realmente hizo bastante rápido. De hecho, cabe decir que quise hacerlos con iTunes pero por algún motivo, los archivos resultantes no funcionaron correctamente. Así que me vi obligado a buscar alternativas y éste programa hace perfectamente bien la tarea.

Sin embargo, cuando decido a entrar a Mozilla Firefox me encuentro con una desagradable sorpresa. El software de NCH instaló una "toolbar" en mi navegador que jamás le pedí ni autoricé. Puedo entender que quien entrega su software de esta manera, como en el caso del programa de marras, decida darnos un "regalito extra" para que nos acordemos de ellos, pero no avisar, instalar a la brava sin pedir permiso me parece de una falta de ética por demás elemental.

Y así como no acepto, por principios, ninguna oferta no pedida explícitamente por mí, que me hagan por teléfono, de la misma manera no acepto "toolbars" de nadie. Ya el navegador que uso tiene lo que necesito. ¿Quién se creyó con derecho de meterme en mi sistema software que no solicité? A todo esto, muchos virus entran con este tipo de esquemas, pero en ese caso, en general, si el usuario tiene un buen antivirus, como AVG, entonces no tiene de qué preocuparse, aunque no contemplan el problema de las infames "toolbars".

Pues bien, decidí quitar la barra. Según esto era fácil: había que ir a los programas instalados y desinstalar. Hice eso y de nuevo otra sorpresa: Windows me pide reiniciar el sistema. No puede ser... Ahora a esperar que la máquina arranque. Dos o tres minutos después la máquina re-arranca y cuando entro al navegador hallo que no hay más "toolbar" pero una nueva sorpresa me espera: ¡los del toolbar cambiaron mi "home page" por la de su propio buscador! No puedo creerlo. Entonces procedo a ver las propiedades de Internet y restaurar a Google, que es mi página de inicio.

No es la primera vez que me pasa algo así. Mucho software gratuito ahora viene con estos "extras" no solicitados. Como yo soy más terco que los sistemas, me aplico a quitar todos estos regalitos no solicitados, con la pérdida de tiempo que esto implica.

Yo no sé hasta cuando las empresas de software se darán cuenta que a nadie le guste que le instalen programas no solicitados, aunque en opinión de estos fabricantes, sean de gran utilidad. En serio, ¿quién les dijo que se vale actuar así?

19 comments:

JonJR said...

Al pasar de los años uno creería que estas compañías comprenderían que los usuarios no queremos recibir ese tipo de ofertas, si queremos algo lo buscamos y ya; yo creo que esto lo hacen para promover su software ya que el usuario común y casi por naturaleza le da si a todo y no se dan cuenta ni de lo que se instala. si es compatible o no.
Lo que da más preocupación es que el software que mencionaste ni siquiera menciona que se va a instalar, eso ya no habla bien de la compañía que lo creó ni de sus principios.

Elías said...

Lo mismo me pasó hace tiempo con el molesto ASK.COM, que de una forma muy parecida a lo que te ocurrió a ti, no sólo se intaló en mi máquina y alteró el Intenet Explorer, sino que metió datos en el registro de Windows (en su momento publiqué en mi blog los pasos para quitarlo por completo) para hacerle más difícil al usuario erradicarlo por completo de su sistema, definitivamente yo creo que debería entrar este tipo de procedimientos en la categoría de malware minimo, si no es que en la de virus.

HD said...

Usa LAME (LAME Ain't an Mp3 Encoder): http://lame.sourceforge.net/

Francisco said...

Ustedes por lo menos les gusta y entienden de computadoras pueden eliminar las instalaciones no deseadas, pero los que no sabemos mucho de esto estamos a su merced. A mi no se en que momento se me instaló un "registry mechanic" que corre sin que se lo pida y me dice que encontró cientos de errores en mi registry y luego para arreglarlos hay que comprar el producto. Vaya! yo ni siquiera se que es el registry pero me fastidia que cada mañana aparezca el dichoso anuncio en mi pantalla y no se como quitarlo.

Ernesto said...

Manuel, una palabra para ti problema original: iTunes
http://support.apple.com/kb/ht1550

Si no están protegidos esos wav con DMA no deberías tener problema.

Saludos,

Morsa said...

Ernesto,

no están protegidos. Cuando quise oírlos con winamp me dijo: "cannot render file"... Así que tuve que tomar alguna alternativa. Yo también pensé que no tenía por qué tener problemas, pero así pasa, pues.

saludos
Manuel

Morsa said...

Francisco,

Eso es lo que da mas coraje. Finalmente si le sabes, puedes quitar la dificultad, pero si eres un usuario que no programa, que no entiende de estas cosas, pues es como abusar por parte de una empresa que carga software no autorizado. Siempre queda, desde luego, aunque no tengas la pericia, buscar en google a ver si hay algún procedimiento simple para quitar estas molestas toolbar, que para colmo, todas hacen lo mismo.

saludos
Manuel

Laura Serralde said...

¡Bien me lo decía mi papá: "nada es gratis"!

HellJanemba said...

Se me ah pasado varias veces tolbars, accesos directos, y demas son muy molestos sobre todo ala hora de desinstalarse.

:tadeo.X: said...

Hola Manuel

para convertir archivos de audio
yo uso Free Mp3 Wma Converter

http://www.koyotesoft.com/indexEn.html


no me puso esos insufribles toolbars, ojala te sirva.
Buen inicio de semana

Guillermo said...

Generalmente las compañías que desarrollan software y lo ofrecen gratis, sus ingresos monetarios los obtienen por instalar toolbars en los navegadores o de promover algún sitio que les paga. En el software gratis que bajas del Internet, si lees bien las instrucciones durante la instalación, puedes desactivar los Checklist que te instalan dicho software no deseado. Y si este no es de una fuente confiable, más vale darle una escaneada con el antivirus antes de ejecutarlo y así evitar alguna posible infección a tu computadora.

Audacity es un programa de audio y conversión libre muy bueno y que aun no ofrece software de terceros.


Saludos Morsa

Morsa said...

Laura,

los administradores gringos suelen decir: "there is not a free lunch"...

Morsa said...

Guillermo,

Trata de instalar el software que instalé y checa si en alguna parte dice que instalará una toolbar. Yo no recuerdo haber hallado mensaje de advertencia, o alguna manera de checar que esa opción estuviese deshabilitada.

saludos
Manuel

sono said...

Oye Manuel, ¿por qué no usas software libre en el escritorio? Hace tiempo tengo interés en escuchar tu punto de vista al respecto; seguramente bien sustentado como siempre.

Fueron muchas razones, pero principalmente una experiencia similar a la tuya, la que una noche de trabajo hace 10 años me movió a desinstalar violentamente Windows y todo sistema operativo privativo... de mi vida. Con la cultura de obtención de software en GNU/Linux, hace mucho que ningún programa me priva de la libertad de decidir que quiero tener instalado.

PD Apoyo la sugerencia de HD y Guillermo. En efecto LAME y/o Audacity (que también usa LAME) son excelentes opciones para cumplir esta tarea.

Morsa said...

Sono,

Tengo razones para usar windows. La primera es que la base de datos que uso, chessbase, está escrita para windows. Mucho software de ajedrez está escrito para este sistema operativo.

En general uso software libre (openoffice, por ejemplo), para la mayoría de mis trabajos, pero por ejemplo, cuando tengo que hacer formación de algún libro, lo hago en Indesign, que creo no hay para Linux.

Pero desde luego que hay mucho software libre que se puede usar y en muchas ocasiones lo busco. Sin embargo, por la premura de tiempo decidí cargar el software de audio que mencioné.

saludos
Manuel

Malopezmx said...

Morsa, en este caso no coincido contigo. Hasta hoy (según mi experiencia, claro), todos los programas que he visto, que instalan software de terceros, preguntan si el usuario quiere instalarlo, o al menos le dan la opción de no hacerlo, como es también el caso en el producto que mencionas. Lo bajé y corrí el instalador, y en la primera pantalla después del "acepto las condiciones" vienen cuatro checkmarks, el último de los cuales se llama "NCH Software Internet Browser Toolbar" que viene marcada implícitamente. Pero nada más fácil que desmarcarla para que no te instale el dichoso toolbar. Viene también hasta abajo en la ventana, los links al "Toolbar End User License Agreement" y al "Toolbar Privacy Policy", que en principio deberías seguir y leer para no instalar el producto si no estás de acuerdo. Este software es australiano. El software que viene de países capitalistas desarrollados (USA, Inglaterra, etc.) normalmente es cuidadoso en observar estos términos, porque no hacerlo podría implicarles una demanda legal muy onerosa. Ahora, si eres uno de esos usuarios (que son la mayoría, reconozco) que simplemente dan click al botón "Next" para instalar rápido un producto, sin siquiera leer las opciones que tienen las ventanas que se les presentan, entonces estás aviado.
Lo interesante en este caso, es que después de esta pantalla, si en lugar de oprimir el botón "Finish" para realizar la instalación, simplemente cierro la ventana, el programa queda instalado de todas maneras. Eso sí no debería ser, por normativa estándar de desarrollo de software (cerrar una ventana con la cruz de arriba a la derecha debe ser igual a "Cancel" no a "OK") aunque no es tan grave ya que el usuario para llegar a esta pantalla tuvo que aceptar los términos y condiciones de uso. Otra cosa que no me gustó y sí considero una intrusión en mis derechos, es que el programa instala, en el menú Inicio, un montón de accesos directos a productos de NCH que no están instalados (uan lista bastante interesante por cierto), y te pide permiso para instalarlos si hace clic en alguno de esos accesos directos. Digamos que en mi opinión, con eso se pasaron un poco de la raya.

Morsa said...

MaLopez,

Puede ser que haya pasado desapercibido lo que mencionas. Pero aún así, ¿por qué tienes que hacer eso si lo que simplemente quieres es instalar un programa en específico? En cualquier caso, creo que se pasan en atribuciones los programas supuestamente gratuitos que pululan por la red.

saludos
Manuel

Jose A. said...

Por el amor de Dios! Nadie conoce AudioGrabber? Es un software completamente gratis y no solo te permite convertir de WAV a MP3 (LAME) sino que también a muchos otros formatos como WMA o FLAC por mencionar solo algunos, incluso puede ripear CD a cualquier formato que soporte AudioGrabber (que la verdad son muchos). Y además puede captuar audio via LINE IN, MIC, etc. Es un software impresionante. Lo único que no hace es convertir entre formatos (excepto WAV) pero ni falta que hace. Tiene muchas funciones extras (todas sencillas) pero explicarlas tomaría demasiado espacio. Te envio un saludo cordial Manuel (si me permites tutearte) y te felicito por tu blog que aunque lo sigo con cierta frecuencia, nunca habia posteado comentario alguno. Jose Antonio Ramirez.

Morsa said...

Gracias, José Antonio. Y seas bienvenido a este espacio virtual

saludos
Manuel