Tuesday, May 17, 2011

Urnas electrónicas para votar

Este país tiene una larga historia de fraudes electorales. Por muchos años el Partido Revolucionario Institucional (PRI), hizo todo género de maniobras. Se sabe que a los trabajadores de los sindicatos se les daba una papeleta, igual con la que se tenía que votar, pero ya marcada con el candidato priísta. El trabajador, para probar que había depositado ese voto en la urna, tenía que regresar la boleta que le habían dado en la casilla en donde emitiría el voto. También hubo otras trampas, más votos que votantes, conteos amañados, votos de personas que no acudieron a votar, pero que se les sufragó el voto por el partido eterno en el gobierno, etc. La cantidad de trampas y corruptelas es enorme.

Con el tiempo, supuestamente este país decidió "democratizarse" y se buscó tener un organismo, al ual llamaron Instituto Federal Electoral (IFE), para que llevara cuentas de los votos y así hacer elecciones por demás limpias. Sin embargo, a pesar de esos primeros esfuerzos, cuando Carlos Salinas de Gortari "ganó" la elección, en un momento de la misma, en los conteos que se hacían a ciertas horas, "se cayó el sistema". Se dice y mucha gente afirma que el Ing. Cárdenas ganó legalmente la presidencia, arrebatada por el PRI en uno de sus más descarados actos. Manuel Bartlett era el mero mero del IFE y en él recaerá por siempre eso de que "se les cayó el sistema". ¡Bendita computación que puede fallar ewn el momento más oportuno!

Pero en esta elección había un problema extra: estaban las boletas de la elección, que ¿por qué no? podrían volverse a contar. Si mal no recuerdo dormían el sueño de los justos en San Lázaro, en la sede de la Cámara de Diputados. Pero entonces pasó algo sorprendente: se quemó la sede, sí, hubo un incendio y por una muy afortunada coincidencia para Salinas de Gortari, las boletas se quemaron y entonces ya no se podían pedir recuentos ni nada. Tranquilidad para el nuevo presidente. Su elección ya no podría ser sujeta a ninguna inspección.

En el 2006 ganó Calderón la presidencia, aunque el margen oficialmente aceptado de la victoria fue de medio millón de votos, aproximadamente. Ahí están las boletas pero no parece haber manera en que se vuelvan a contar, a pesar de que López Obrador exigió ese "voto por voto y casilla por casilla". Yo no sé si ganó "el Peje", pero lo que sí me queda claro es que dejó una sombra de duda en el conteo de los votos. Así, a pesar de los años que han pasado, no parece poder cambiarse las cosas.

Supuestamente ahora el IFE, que recibe muchísimo dinero del gobierno, es autónomo. Supuestamente también, esto permitirá que ningún partido pueda "meter las manos" para manipular la elección que viene. Sin embargo, leo que ya el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) está licitando 1000 urnas electrónicas para ser usadas en las elecciones del 2012.

Según la nota (que puede leerse aquí), estas urnas garantizarán efectividad en el conteo y rapidez, de acuerdo a Fernando Díaz Naranjo, Presidente de la Comisión Permanente de Participación Ciudadana del IEDF. De acuerdo con este personaje ya se usaron estas urnas en el 2009, donde se votó por jefes delegacionales y diputados locales. En esa ocasión se usó una urna electrónica por distrito, y se registró una votación de 10 mil 500 ciudadanos.

A pesar de que esta iniciativa de urnas electrónicas se inició en el año 2000, hasta el 2008 los legisladores de la Asamblea del DF dieron el visto bueno para realizar votaciones con urnas electrónicas. De hecho, éstas funcionan como los cajeros automáticos, tienen su pantalla táctil y el software que la regula es francamente muy simple. De acuerdo a Díaz Naranjo, los resultados se emiten inmediatamente. Observen lo que dice: "Se demuestra que la urna electrónica avanza más rápido en el conteo, y además tiene mecanismos auditables tanto interno como en presencia de los partidos. Por ejemplo, se puede recurrir ante los tribunales para verificar alguna inconsistencia que pudiera presentar".  señaló.

La urna imprime un comprobante que le muestran al ciudadano que el voto se realizó; sin embargo, el comprobante no se lo puede llevar porque queda de constancia en el sistema, en caso de una impugnación.

De acuerdo a Díaz Naranjo también, gracias a que todo está en software, los mensajes del sistema se pueden traducir a los idiomas que se deseé y según él, la urna electrónica no tiene margen de error, es efectiva al 100 por ciento. El funcionario dijo que la vida útil de estas urnas es de 10 procesos electorales.

Pues bien, se le olvida a este funcionario tan aplicado con la tecnología, que ésta puede ser manipulable. Si antes, "a mano", se hacían todo género de trampas en las elecciones, con el software se pueden generar muchas más trampas y además, mucho más difíciles de detectar. Pero además, de eso, supongo que las urnas requerirán de energía eléctrica ¿o funcionarán con pilas? Y si se estropea algo y queda inservible en medio de una elección, en alguna casilla, ¿cómo piensan contar los votos? ¿se desecharán? ¿se eliminarán y ya? La verdad es que "papelito habla" y aún así en estos países tan dados a la corrupción, a mantener en el poder al partido fuerte por todos los siglos de los siglos, es claro que estas herramientas posmodernas son en el fondo un mecanismo más para que se haga trampa en las elecciones.

Pero aparte de todo esto, me salta el hecho de que puedan solamente ser usadas por 10 elecciones. A ver, si se usaron 40 urnas electrónicas y votaron 262.5 personas por urna, ¿me está diciendo este funcionario Díaz Naranjo que cada urna servirá para que puedan votar hasta 2625 personas en diez usos? ¿Es en serio? ¿Pues de qué están hechas? Ya ahí huele feo el asunto. Imaginen -solamente por comparar- cuántas personas usan cajeros automáticos en la ciudad de México. ¿A poco cada 2625 personas ponen un nuevo cajero automático? A mí me parece que hay algo podrido en Dinamarca, para variar.

7 comments:

ukok said...

Hola Morsa

Lo que te puedo decir de las urnas y lo que me toco cuando trabaje con ellas en el procedo del 2009.

Estas funcionan a base de Linux Modificacion hecha por alumnos del IPN. son como laptops solo que con una carcasa muy resistente,
Tienen 2 baterias YUASA por lo cual es muy pesada. Funcionan con corriente electrica pero en caso de falla entran las pilas en accion, ademas que
durante el proceso se enviaron 2 No breaks a la ubicacion de la urna asi como se conto con una planta electrica para tal emergencia.

Durante alguna contingencia como que falla del equipo o falla de corriente electrica el equipo tiene una USB con los datos de los votos, esta usb esta colocada internamente y solo es accesible quitando lacres con las firmas de todos los representantes de partidos,
la cual se extrae ante presencia de los
representantes de partidos en las oficinas centrales mientras que se instala una nueva en el lugar. ademas de que esta cada voto que se realiza se imprime en papel con el nombre del partido o coalicion
para dejar registro fisico tambien. Como las impresoras son algo lentas uno puede ver que realmente se imprimio lo que uno voto.

Al final se imprime ticket con el total de votos y una copia para todos.

Considero que dada la resistencia del equipo soportan muchisimo mas de lo que dicen, la verdad que los alumnos de ingenieria del IPN hicieron muy bien su trabajo.

Lo que me di cuenta es el sobre precio de estos equipos, supongo que asi se maneja por las mismas tranzas de siempre y clavarse lana de ello, por eso solo le dan poco de vida util.

Saludos

Morsa said...

Muy ilustrativo lo que dices, ukok... Pero mira, veo tantos inconvenientes para evitar las trampas que la pregunta es si esto es costeable entonces...

saludos
Manuel

ukok said...

y como dices la trampa sigue y seguira estando en el factor Humano y no en la parte del software, de hecho se publican las metodologias y los codigos fuente de estos sistemas con el fin de que cualquier interesado lo revise. Pero como dije, en le factor humano es donde esta la falla...

Un ejemplo de la metodologia y codigo fuente utilizado por el ESIME Zacatenco en los conteos rapidos.

http://www.iedf.org.mx/taip/minutas/comesp/corepre/2009/COREPRE-12_EXT-03-ACU-65-09.pdf

Juan Llaca said...

Jamás dudaría de la capacidad de hardware para mantenerse operando ni de la velocidad de respuesta del sistema, que debe ser algo ultra-mega-super sencillo. Pero estamos en el país donde el que no tranza, no avanza (tristemente) y aquellos que hemos dedicado nuestro esfuerzo y vida laboral al ámbito de las tecnologías de información, vamos a encontrar mil y un formas de hacer que el resultado diga lo que el "el que paga" quiera que diga. Para que esto no sucediera, habríamos de remitirnos al post de Morsa sobre la consciencia artificial y esperar que las máquinas "en realidad necesitaran de la democracia en México" para, autónomamente, vigilar los resultados y reportar la verdad, le guste a quien le guste. Concuerdo con que tu aportación, ukok, es de los mas interesante. Pero me queda claro que las bases de datos son solo eso, información suceptible de ser modificada.

Saludos

Francisco said...

Acabo de votar en las elecciones federales canadienses del 2 de mayo bajo mi recien adquirida nacionalidad de este país. El sistema es muy sencillo: no hay credencial para votar ni nada por el estilo, simplemente vas a la casilla que te corresponde, te identificas con la licencia de conducir, o con alguna otra identificacion expedida por el gobierno en el caso de que no manejes auto, verifican que estés en la lista de electores, te dan tu papelito, pones tu tache y lo metes a la urna. Es curioso como en México debido a nuestra tradición de todo tipo de trampas electorales, modernas y "a la antiguita" como dijo Lopez Obrador en 2006, tenemos sistemas tan complicados y con tantos candados, y de todas maneras la gente encuentra la manera de sacarle la vuelta.

Morsa said...

Francisco,

Evidentemente en Canadá los puestos públicos se ven como trabajo y no como la posibilidad de robar y de hacer mucho dinero en muy poco tiempo, de manera supuestamente "legal". Aquí los puestos de elección popular son un botín. Sin duda un problema que tiene n que ver con la cultura del pueblo.

saludos
Manuel

En said...

Hola Morsa

Mi intervención es únicamente para hacer una aclaración sobre lo que comenta ukok, y eso es que la urna fue desarrollada entre el IPN y la UNAM. Tiene razón ukok que es Linux desarrollado en el IPN, sin embargo en el IPN no pudieron realizar la interfaz gráfica de forma "amigable". Fue entonces que la Facultad de Estudios Superiores Aragón entró en el proyecto y ellos sí lo lograron e incluso ellos realizaron los prototipos de hardware.

También me gustaría comentarte que dicho software actualmente se esta trabajando en conjunto por estas dos universidades y en la FES Aragón tú conoces a alguien (con quien realizaste el artículo de fotomosaicos para cierta revista) que está trabajando en dicho proyecto, así que podrías preguntarle sobre este trabajo.

Saludos

sazuke