Monday, May 09, 2011

Los límites de la comercialización

Toda empresa tiende a anunciarse porque esto significa que la gente pueda conocerlos y entonces, acceder a sus servicios. La publicidad es una cuestión de poder estar a la vista de los consumidores lo cual, redunda en beneficios como son más ventas, más clientes.

Por ello mismo, las empresas gastan dinero en anunciarse, ya sea en los medios electrónicos, prensa escrita o en anuncios espectaculares. En ocasiones me parece un poco raro, sin embargo, que empresas que no necesitarían anunciarse, como Telmex, que tiene un gran porcentaje de la telefonía en México, salgan en los medios con anuncios, asistan a todas las exposiciones y ferias en donde sus "stands" son en general de los más grandes. Asumo que Telmex lo hace "para tener presencia", pero la realidad es que no veo en particular, en esta empresa, esa necesidad.

Pues bien, viendo las fotos de la sección deportiva del Excélsior, me llamó la atención la cantidad de anuncios que ahora portan los futbolistas en sus uniformes. Vaya, no es un logotipo aquí y otro allá. No. es una cantidad inmensa de anunciantes y francamente no parecen ya caber tantos logos y anuncios que van en camisetas, pantaloncillo, calcetas e incluso zapatos de futbol.


Las fotos que ilustran este artículo muestran el exceso de los anunciantes. ¿No debería haber un límite a esto? Entiendo que como empresas privadas pueden hacer lo que mejor les parezca, pero como que ya estamos en el límite del mal gusto ¿o no?

3 comments:

Fernando Barajas said...

Al menos, hasta donde yo se, los PUMAS no anuncian bebidas alcoholicas ni cigarros. ¡Bien por ellos1

Juan Llaca said...

Imagino que el patrocinio en términos económicos es directamente proporcional a la talla del emblema que exhiben. Luego, tanto mas grande la estampa, mas pesos para el equipo. No sé de cierto como opera pero recuerdo una época en mi deporte favorito, a saber; Fórmula 1, en la que de una carrera a otra y sin que los monoplazas fueran dramáticamente distintos, distintos anunciantes colocaban sus logotipos en los espacios destinados para patrocinar las escuderías. Ahora bien, coincido contigo en que ahora las camistas en el futbol mexicano han pasado de ser "los colores del equipo" a ser espacios publicitarios muchas veces sin un orden y rompiendo con lo que en principio era estética. Aquello de "ponerse la camiseta" cambio. La camiseta de quien ?...

Saludos

GuilRussek said...

Hola Manuel:
Pero todavia peor es que los árbitros del futbol mexicano anuncian productos LALA (creo que también lo hacen los santos de Torreón)y por eso ¿como se puede creer en ellos?

Guil