Monday, December 29, 2008

Verificación vehicular

Hoy 29 de diciembre, y faltando dos días para que se venciera el plazo, hice la verificación de mi coche. Por tener más de 8 años me hice acreedor a la calcomanía 2, que impide que el coche circule un día a la semana y un sábado (en los meses que tienen 5 semanas). Cuando llegué había una cola moderada de automóviles. Cuando me tocó mi turno, pagué 211 pesos por la verificación y pusieron al "bachoco"(un chevy -huevo- blanco), en los rodillos que hacen que circule. Terminó el trámite y después de unos 15 minutos me dijeron que debía pasar de nuevo por el mismo porque no fue conclusiva la prueba (?). Volví a ponerme en la cola y esta vez sí pasó, pero por supuesto, con calcomanía 2.

No me causa demasiado conflicto dejar de circular los viernes o bien, el hecho de que un par de sábados no pueda sacar el automóvil. Sin embargo, estando en el centro de verificación me pareció que todo es un vil negocio del gobierno en donde los más beneficiados son loa fabricantes de automóviles. Eso sí, los del Gobierno del DF se han pulido para evitar en alguna medida la corrupción, pues aparentemente quienes entregan las calcomanías (engomados, como dicen en los periódicos), están en una caseta a la que nadie tiene acceso y que asumo, ahí se verifican los valores que dieron los vehículos en el transcurso de las pruebas. Reconozco que nadie me pidió ni insinuó mordida alguna, aunque todo el ambiente que se vive da la impresión que en algún momento esto ocurrirá. Pero siendo justos, en mi caso nunca ocurrió.

De hecho, debido a varios factores: la edad de mi coche, la imposibilidad de salir los viernes y además, la nueva imposibilidad de circular dos sábados (o tres) al año, me hacen pensar en vender al bachoco y hacerme de otro auto aunque tenga que pagarlo a plazos.

Ya veré qué hago el año que viene. Por el momento al menos, ya mi coche está listo para los embates del año entrante.

1 comment:

Yixus said...

Yo estaré en las mismas el próximo semestre. En octubre mi coche recibió su ultima "calcomanía cero".